La Tirreno Adriático presenta un recorrido para todos los gustos

Getty Images

MADRID -- La 56 edición de la Tirreno Adriático que se disputará del 10 al 16 de marzo ha anunciado un recorrido con 7 etapas que ofrece oportunidades a todo tipo de corredor: velocistas, rodadores y escaladores.

La "Carrera de los dos mares" ofrece tres etapas idóneas para los esprinters, dos para los "rematadores", incluyendo el Muro de Castelfidardo y un final en la cima de Prati di Tivo, además de la tradicional contrarreloj final en San Benedetto del Tronto.

Para empezar, la Tirreno tendrá una etapa de 156 kilómetros que comienza y termina en el balneario de Lido di Camaiore, que se adaptará bien a los velocistas.

Sin embargo, no se garantiza un final de grupo, ya que los hombres rápidos deberán negociar primero la triple subida del Monte Pitoro. Al día siguiente, los ciclistas parten de Camaiore y terminan en Chiusdino después de 226 kms de recorrido.

Esta larga segunda etapa se desarrolla sobre un terreno ondulado, particularmente después del punto medio, y atraerá a los corredores con punta de velocidad final.

La tercera etapa, de 189 kms entre de Monticiano y Gualdo Tadino comienza con una serie de subidas y bajadas antes de una segunda parte más rápida y plana. Sin embargo, su final es cuesta arriba, aunque no se debe descartar un sprint múltiple ya que la pendiente permanece por debajo del 4% en todo momento.

Un final en cumbre en Prati di Tivo espera a los corredores el sábado 13, en la cuarta etapa . Será una jornada breve, de 148 kms, pero intensa. La primera subida del día será la Forca di Arrone que conduce al Valle de Rieti. El pelotón pasará luego por la ciudad de Rieti y comenzará el ascenso hasta Sella di Corno, seguido de un largo tramo de bajada que se dirige hacia las afueras de l'Aquila.

La subida final de 14,5 km hasta la meta en la estación de esquí de Prati di Tivo presenta 22 curvas cerradas y una pendiente media del 7%, con picos del 12.

El domingo 14 acogerá la etapa de los muros, desde Castellalto hasta Castelfidardo, de 205 kms.

El último kilómetro tiene lugar en Castelfidardo, totalmente cuesta arriba.

La sexta etapa irá de Castelraimondo a Lido di Fermo (169 kms). Será la última oportunidad para los velocistas de la carrera de ganar una etapa antes de la contrarreloj final en San Benedetto del Tronto, un corto desafío de 11,1 kms.

El italiano Vincenzo Nibali (Trek Segafredo), doble vencedor de la prueba, anunció que no se perderá una de sus carreras favoritas.

"La Tirreno-Adriático es un evento imperdible en mi calendario de carreras, es una prueba importante para mi. En ella he tenido muchas alegrías, especialmente en 2012 y 2013, pero también siempre me da un gran impulso para el resto de la temporada. También me gusta el entorno único del centro de Italia", dijo Nibali.