Rigo Urán cierra el Tour en el top 10 como el mayor entre un grupo de jóvenes que domina a su antojo

Rigoberto Urán fue el mejor colombiano del Tour EFE

El mejor colombiano de esta edición del Tour de France fue Rigoberto Urán. Con 34 años terminó en el décimo puesto de la general. Su coraje y experiencia cobran valor en esta nueva generación que arrasa sobre la bicicleta.

La tercera semana de competencia lo debilitó. El segundo lugar conseguido en Los Alpes se deshizo en Los Pirineos. Los cinco puertos de montaña consecutivos del miércoles y jueves lo despojaron del podio.

Esas rampas del 13 por ciento lo encontraron en un mal día. Sin la fuerza para reaccionar a los ataques de los líderes, demoledores aún sin pararse en los pedales. Su gregario Sergio Higuita intentó remolcarlo en el inicio del Col du Portet. Su cuerpo dijo basta.

"Fue muy duro para mí. Cuando empezó la subida me encontraba muy mal. Da tristeza porque venía muy bien, había entrenado mucho, las sensaciones que estaba teniendo en este Tour eran muy buenas. De pronto llega un día como ayer y se pierde todo. Sería mentir si dijera que no me siento mal. No hay excusas, no hay un culpable, simplemente el cuerpo no respondió como yo esperaba”, explicó.

Llegó a París como el mejor de los seis colombianos que partieron de Brest el 26 de junio. Sobrevivió a los nervios del lote en el comienzo accidentado y terminó quinto en el temible Mont Ventoux de la etapa 11, al lado de la nueva generación que en sus veinte gobierna el ciclismo: Wout Van Aert (26 años), Tadej Pogacar (22), Richard Carapaz (28), Jonas Vingegaard (25)…

A los 34 años firmó otro top 10. El cuarto de los últimos cinco Tour que corrió. Subcampeón en 2017, séptimo 2019, octavo 2020 y décimo este año. “El Toro” aún no se rinde.