Yves Lampaert gana la penúltima etapa de la Vuelta a Gran Bretaña

Lampaert celebra su éxito en la séptima etapa de la Vuelta a Gran Bretaña. Getty Images

MADRID -- El belga Yves Lampaert, del equipo Deceuninck-Quick Step, se impuso este sábado al sprint, por delante de los otros dos ciclistas con los que llegó destacado, en la séptima y penúltima del Tour de Gran Bretaña, que sigue liderando el británico Ethan Hayter (INEOS Grenadiers).

Lampaert, de 30 años y actual campeón belga de contrarreloj, fue el más fuerte en los metros finales del viaje de 194,8 kilómetros entre Hawick y Edimburgo, y batió en el último esfuerzo al estadunidense Matteo Jorgenson (Movistar) y el británico Matthew Gibson (Ribble Weldlite).

Estos tres corredores aventajaron en 35 segundos al italiano Davide Ballerini (Deceuninck-Quick Step), cuarto; en 41 al neerlandés Pascal Eenkhoorn (Jumbo-Visma), quinto; y ya en 1:51 minutos al pelotón, encabezado por el líder, Ethan Hayter, y el resto de aspirantes al triunfo final.

Hayter, líder de la general tras ganar la quinta etapa, afronta este domingo la última jornada con cuatro segundos de ventaja sobre el belga Wout van Aert (Jumbo-Visma) y 21 sobre su compañero de equipo el francés Julian Alaphilippe.

La etapa empezó a animarse en los primeros kilómetros con un ataque de Ballerini, Eenkhoorn, Gibson y el estadounidense Christopher Blevins (Trinity Racing), a los que luego se unieron Lampaert y Jorgenson.

Este sexteto llegó a abrir un hueco de 7:25 minutos sobre el grupo del maillot azul y Jorgenson era entonces el líder virtual en la carrera.

La ventaja empezó a descender hasta quedar por debajo de los cinco minutos al llegar a los últimos 50 kilómetros, lo que sacó ya a Jorgenson del liderato virtual.

Los equipos Alpecin-Fenix e Israel Start-Up Nation empezaron a trabajar a destajo para reducir la renta del grupo de escapados, que se redujo a cinco unidades al descolgarse Blevins.

En los últimos diez kilómetros se desataron las hostilidades entre los fugados hasta que sólo quedaron tres en la pugna por la victoria de etapa

Lampaert, que estuvo a punto de irse al suelo al tocarse rueda con rueda con Jorgenson, mantuvo el tipo en los metros finales tras sobreponerse a un ataque anterior de Gibson. Éste volvió a probar suerte, pero fue rápidamente superado por un Lampaert que mantuvo a raya a Jorgenson para conseguir la victoria de etapa.

Este domingo se disputará la octava y última etapa, entre Stonehaven y Aberdeen, de 173 km de recorrido.