Venezuela supera a Italia con dramatismo

GUADALAJARA -- En el Clásico Mundial de Beisbol no hay tiempo para lamentos.

Venezuela se recuperó de una de las peores palizas que se recuerden en los últimos tiempos para derrotar a Italia y seguir vivo en sus aspiraciones de avanzar a la segunda ronda de la justa mundialista.

La vinotinto requirió de 17 imparables y 11 carreras para ganar en extra innings, luego de que la noche anterior fue noqueada 11-0 en siete entradas y dos tercios por Puerto Rico en el estadio de los Charros de Jalisco en Guadalajara.

“El significado de la victoria es grandísimo, porque no hay mañana“, afirmó el manager venezolano Omar Vizquel. “Necesitábamos ganar, sin importar nada. He jugado muchos partidos en mi carrera, pero este uno de los tres principales, porque fuimos capaces de montar un rally contra un tremendo oponente que nunca bajó la guardia.

“Ni siquiera sabía que los italianos podían jugar pelota como esta“, agregó el timonel ex ligamayorista.

Para Venezuela y su constelación de estrellas, el duelo ante Italia fue complicado de principio a fin. Para la cuarta entrada ya perdían 5-0 y acumulaban 11 innings sin anotar en la justa. La presión evidentemente aumentaba en cada turno.

“En mi caso, no traté de cambiar el plan“, dijo Martín Prado, antesalista de Venezuela. “Traté de ser el bateador que siempre he sido en mi carrera, de contacto, y buscar buenos pitcheos para poner un buen swing“.

La estrategia resultó,. Prado conectó cinco imparables en igual número de turnos y produjo tres carreras y así despertó a los bats venezolanos ligamayoristas, algo que ya era urgente a estas alturas del Clásico, aunque el ritmo en las prácticas de primavera sea aún inferior en ese sentido.

“Hemos tenido peloteros que llegan al 60, 70 por ciento, creyendo que pueden jugar de esa manera y no es así“, explicó Vizquel. “Tu cuerpo tiene que estar cerca del 90 por ciento y jugar la pelota como te caracteriza“.

El de los venezolanos fue triunfo dramático, incluso, es probable que hayan perdido a su mejor catcher, Salvador Pérez, por un choque en home con el bateador designado de Italia, Drew Butera.

Pérez fue llevado al hospital para sacarle radiografías y conocer la gravedad de la lesión en la rodilla izquierda.

Además, los sudamericanos sufrieron la lesión del lanzador Francisco Rodríguez en la misma acción que Pérez. De acuerdo al médico Tomás Vera, a simple vista no parece ser grave y podría tratarse sólo de un ligero tirón muscular.

Sin embargo, es un hecho que Silvino Bracho ya quedó descartado para el domingo por un tirón en la corva izquierda.

Los italianos nunca se rindieron, pese a que dilapidaron una ventaja que parecía insalvable cuando se fueron arriba 5-0 en el cuarto inning.

El manager de la novena europea, Marco Mazzieri, indicó que debían dejar la derrota ante Venezuela atrás y concentrarse en su partido contra Puerto Rico, pues aún tienen posibilidades de avanzar.

“Las emociones las dejamos para después del torneo. Ahora no podemos presionarnos con las emociones, porque mañana tenemos juego“, señaló Mazzieri. “Como tratamos la victoria del otro día, vamos a tratar este juego.

“Entonces, ahora nos daremos una buena ducha, regresamos al hotel, tenemos una buena cena y mañana pensamos en el juego que tenemos frente a Puerto Rico“, añadió.

Del lado venezolano, de nada servirá todo el sacrificio y dramatismo del triunfo sobre Italia si no se derrota a México el domingo para avanzar a la segunda ronda.

“No podemos descuidar a los bateadores (de México). Todos tienen contacto, sacan la bola fuera del campo, todos están acostumbrados a jugar en este parque y de la misma forma, hay que ir muy fuertemente contra ellos“, indicó Vizquel.

“Sabemos que tienen un gran equipo. Tuvieron un juego difícil contra Italia y sé que (México) va a estar listo para venir fuerte, como nosotros hoy“, agregó Vizquel.

Vizquel advirtió que Yusmeiro Petit será el abridor el domingo, mientras que por México está anunciado Luis Alonso Mendoza y ambos debutarán en el Clásico de 2017.