A qué ritmo correr para bajar de peso

freepik.es

Muchos corredores creen que transpirar es sinónimo de quemar más calorías, pero no es tan así. Cuando se busca generar un déficit calórico para bajar de peso, una actividad menos intensa y más duradera puede ser igualmente eficaz a una serie de ejercicios intensos y más cortos. Entonces, ¿cuál sería la frecuencia cardíaca ideal para adelgazar?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que las zonas de entrenamiento definen la intensidad del esfuerzo de un runner durante la actividad. En la primera zona, que nos sitúa entre el 50 y 60% de nuestra frecuencia cardíaca máxima (o FC max), la quema de grasas es predominante. En ese caso, es generalmente un running suave, como una caminata. La segunda zona, por su parte, se establece entre el 70 y 80% de la FC Máx. En ese caso, con la intensidad en aumento, el cuerpo necesita reinventarse para reponer la cantidad de energía que gasta. Por eso, además de quemar grasas, el cuerpo también comienza a quemar más carbohidratos presentes en las células y en forma de glucosa en sangre. Esa estrategia ocurre porque los carbohidratos, con un stock limitado, poseen un metabolismo más rápido para la liberación de energía.

Tras el ejercicio, después de haber gastado un alto nivel de energía, el cuerpo busca la homeostasis, como se denomina a la tendencia del organismo a alcanzar un equilibrio después de la actividad física. Por esta razón nuestro organismo continúa consumiendo los reservorios de grasa. El ejercicio más fuerte es característico de la tercera zona de entrenamiento, por arriba del 80% de la FC Max. En esta zona el cuerpo comienza a producir lactato, que es un compuesto producido por el organismo tras la quema de glucosa, para proveer energía sin la presencia de oxígeno.

Algunos aliados tecnológicos pueden ser importantes para mejorar el entrenamiento y tornar la actividad más segura, como los relojes deportivos. Estos accesorios permiten que los runners se ajusten a las zonas de entrenamiento con una mayor exactitud. Además de marcar la frecuencia cardíaca, los relojes deportivos ayudan con la velocidad promedio y máxima, ofreciendo un buen parámetro en los entrenamientos.

En conclusión, para quienes buscan perder peso el padrón recomendado promedio es llevar lo más posible un ritmo en torno 60% de la FC Max. No obstante, cada cuerpo se adapta de forma diferente al ejercicio. En algunos casos, es recomendado comenzar en la zona de entrenamiento 1, en otros en la 3, y por eso también se sugiere alternar las zonas. Y finalmente recuerda que es muy importante que cada runner tenga orientación profesional para no correr riesgos de lesionarse.

¿Crees que este método podría servirte para adelgazar? Te animamos a probarlo y encontrar tu ritmo ideal para bajar de peso.