Entrenar en ayunas, ¿es bueno o malo?

No es recomendable entrenar en ayunas ESPN Run

En el mundo de los corredores existen muchas controversias, y una de las más populares tiene que ver con el desayuno previo a los entrenamientos. En este sentido, hay que remarcar que si entrenás con el estómago vacío, el cuerpo automáticamente tendrá que reponer la energía extra para mantener el rendimiento.

Pero, ¿qué sucede si no hay las suficientes reservas de carbohidratos? En estos casos, tu organismo buscará la energía necesaria en los músculos. Esto, además de causar deterioro en el rendimiento, hará “quemar” tu masa muscular. De esta forma, en lugar de perder grasa estarás perdiendo músculos, lo que muy probablemente traiga como consecuencia inmediata sensaciones desagradables como mareos, sudor frío y en casos más severos hasta desmayos. Inclusive, cuando los entrenamientos son más intensos, el peligro es aún mayor.

Pero eso no es todo: a mediano y largo plazo también habrá consecuencias negativas, ya que a menor masa muscular perderás fuerzas y a la vez tu metabolismo se volverá más lento. Todo esto hará que tu performance decaiga, por lo que tomar como hábito entrenar en ayunas sin dudas no es un buen negocio. Frutas, cereales, algo de yogurt y una infusión como café ingeridos una hora antes de la sesión de entrenamiento van a darte el aporte energético necesario como para que tu cuerpo funcione al máximo.

¿Qué comes previo a tus entrenamientos?