La miel, el endulzante de los runners

ESPN Run

Desde épocas remotas la miel ha sido utilizada como fuente de energía. De hecho, ya en los Juegos Olímpicos en la antigua Grecia los atletas la consumían para mejorar su performance deportiva. Aún en la actualidad, es incluida en la diete de muchos runners debido a su aporte de hidratos de carbono simples que el organismo puede asimilar fácil y rápidamente. Además permite mantener la energía durante el ejercicio.

Comparada con el azúcar tienen varias ventajas. Las principales son que contiene vitaminas, antioxidantes y minerales. También se ha comprobado que al combinarla con alimentos ricos en proteínas, aumenta la capacidad de recuperación post ejercicio, por encima que otros azúcares.

En cuanto a su composición, la miel está formada por 38% de fructosa, 31% de glucosa, 17% de agua, 7% de maltosa, 2% de sacarosa, mientras que el 5% restante es un mix de los ingredientes constituyentes más pequeños.

Para tener en cuenta:

• La miel proporciona unas 330 cal/100 g.

• Contiene múltiples minerales: potasio, azufre, cloro, sodio, fósforo, calcio, hierro, cobre, magnesio, y manganeso.

• En general, las mieles oscuras son más ricas en minerales que las mieles claras.

• Aporta vitaminas A, C, D, E, K, y el grupo B.

• Muy rica en enzimas como la invertasa y la amilasa, que favorecen la asimilación de sus azúcares y facilitan la digestión de otros alimentos.

¿Incluyes miel antes o después de tus entrenamientos?