Qué hacer en los días previos a un maratón

ESPN Run

Para participar de una competencia debes entrenarte sistemáticamente durante varias semanas, pero cuando esa planificación llega a su fin hay otros factores que debes atender. Cuidar la alimentación y la hidratación en los días previos a una carrera es fundamental para lograr tu objetivo. Especialmente si vas a correr una maratón o una media maratón, en los dos días previos debes incluir hidratos de carbono en las cuatros comidas principales.

Realizar la carga de carbohidratos no significa que tengas que comer tres platos de pastas la noche anterior a competir, sino que se trata de aumentar la ingesta de hidratos en cada una de las comidas. Por ejemplo, en los almuerzos puedes agregar arroz o pastas a una ensalada. Para las meriendas, se pueden consumir tostadas y en la cena la opción más recomendada son pastas simples tipo espaguetis, es decir no rellenas, con un poco de aceite y queso rallado.

En vísperas de la competencia intenta que al menos el 65% de calorías diarias provengan de los carbohidratos. Los alimentos más saludables y altos en hidratos de carbono son las pastas, el arroz, las batatas, frutas como la banana y el pan blanco o de salvado. En estos días no olvides la hidratación. Bebé agua durante toda la jornada y antes de largar la carrera puedes tomar una bebida isotónica. Evita las gaseosas, pueden provocar hinchazón, problemas en la digestión de los alimentos o falta de apetito.

Por último, en cuanto al entrenamiento, si sufres demasiada ansiedad antes de competir puedes salir en los días previos a trotar unos 30 minutos muy suave. La única razón por la cual se recomienda realizar un trote el día antes es para poder conciliar el sueño. Si estás relajado y puedes dormir por la noche, lo mejor será que descanses el día previo a la competencia.

¿Cómo te preparas para un maratón?