3 ejercicios que ayudan a perder grasa

ESPN Run

Especialmente cuando se aproximan los meses de calor, nadie quiere lucir con unos kilos de más, y es cuando se aceleran los operativos por quemar los excesos de grasa corporal. Si estás en esta misión, lo primero que debes saber es que no existe un método de entrenamiento o un ejercicio específico que provoque la activación del metabolismo de los lípidos en una zona concreta del cuerpo. ¿Qué significar esto? Que ninguna fórmula permite eliminar la grasa localizada, sino que se van quemando repartidamente en todo tu cuerpo. En este sentido, un mito muy corriente es que hacer abdominales nos hará quemar la grasa de esa zona. Pero esto es falso, y si bien la tonificación muscular es necesaria para conseguir un vientre plano tenemos que realizar un entrenamiento variado que debe atravesar diferentes fases. A lo largo de esas fases o etapas debemos alternar entre ejercicios aeróbicos, que nos conducirán a metabolizar las grasas, y los trabajos fuerza, que permitirán definir las zonas deseadas.

Es decir, además de correr, podemos realizar una serie de ejercicios que nos harán activar el metabolismo, quemar más calorías y con ello perder peso. Por ejemplo, las elevaciones de rodillas al pecho sentados en banco. Para hacerlas, como su nombre lo indica nos sentamos en un banco, intentando que esté ligeramente elevado y colocamos las piernas extendidas casi por completo con los pies muy cerca del suelo y las manos apoyadas detrás de nosotros con los brazos estirados para fijar la posición. Desde ahí realizaremos elevaciones de rodillas al tiempo que flexionamos las piernas sin dejar de contraer el abdomen para proteger la espalda. Es importante tratar de acercar lo máximo posible las rodillas al pecho. Podemos comenzar con dos series de 12 repeticiones. Lo ideal sería poder hacer 3 series de 20.

Otro ejercicio muy efectivo es la elevaciones de cadera en plancha lateral. Nos tumbamos de costado apoyándonos sobre el antebrazo y los dos pies. Desde esta posición, elevamos y descendemos la cadera manteniendo el abdomen apretado y sin que esta toque el suelo en ningún momento durante la realización del ejercicio. Comenzamos también con dos series de 12 repeticiones. A medida que ganemos fuerza y resistencia podremos llegar a las 3 series de 20 repeticiones.

Por último, hablemos de los abdominales oblicuos codo-rodilla contraria. Nos tumbamos boca arriba, flexionamos las rodillas apoyando en el suelo las plantas de los pies. Es importante que la espalda esté totalmente en contacto con el suelo. Cruzamos una pierna colocando el pie sobre la rodilla de la otra. Flexionamos el codo contrario a la pierna que está cruzada colocando la mano detrás de la cabeza. Desde esta posición, llevamos el codo hacia la rodilla elevada, de forma lenta y con control abdominal. Empezamos tratando de completar 2 series de 12 repeticiones con cada lado. Hay que intentar llegar a las 3 series de 25 repeticiones.

Idealmente incluye estos ejercicios como parte de tu entrada en calor, antes de tu sesión de running. Además de ayudarte en la pérdida de peso, fortalecerán tu "core", y con ello lograrás correr con una mejor técnica.