Historias de vida: Christine Arron

ESPN Run

Christine Arron nació en Les Abymes, Isla de Guadalupe, el 13 de septiembre de 1973 y ha sido una de las especialistas en pruebas de velocidad más destacadas de las últimas décadas. De hecho, aún hoy, luego de retirarse como atleta profesional, sigue siendo la plusmarquista europea de los 100 metros llanos, con 10.73 segundos.

A sus 16 años de edad, en 1990, Arron llegó desde Guadalupe a Francia. Unos años después, en 1997 su nombre se lanzó a la fama dentro del mundo del atletismo cuando fue cuarta en los 100 metros de los campeonatos mundiales de Atenas y bronce con el equipo francés de relevos 4x100 metros. En la temporada siguiente,consiguió su triunfo más importante, en los campeonatos de Europa de Budapest, Hungría, donde ganó el oro de los 100 metros y además batió por 5 centésimas de segundo el récord europeo que pertenecía la rusa Irina Priválova desde 1994 con 10.77. Para completar su gran actuación, ganó el oro de los relevos 4x100 m con su país, y con todo esto fue elegida como la mejor atleta europea del año.

La temporada de 1999 no fue tan buena para Christine, y solo pudo acabar sexta en los 100 m de los mundiales de Sevilla, España, con una marca de 10.97 segundos que la puso en novena posición del ranking mundial del año. Sin embargo, en los relevos 4x100 compitió por Francia y ganó la medalla de plata por detrás de Estados Unidos. Su bajón de rendimiento deportivo se acentuó en los meses venideros, y tuvo una muy discreta actuación en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, donde no pudo clasificarse para la final de 100 metros.

En 2001 decidió irse a Los Ángeles, Estados Unidos, para entrenar con el grupo de John Smith, un famoso preparador de velocistas y preparar los mundiales de Edmonton, Canadá. Fue una amarga experiencia, por los duros entrenamientos y finalmente ni siquiera pudo acudir a los mundiales debido a una lesión. A partir de ahí decidió dejar el atletismo por un tiempo, y tomarse las cosas con más calma. Fue así que en junio de 2002 nació su primer hijo, Ethan, fruto de su unión con el ex vallista francés Dan Philibert. Y tras un largo paréntesis regresó a las competencias en 2003, participando en los mundiales celebrados en París, donde fue quinta en la final de 100 metros con 11.06, y ganó el oro con el equipo de relevos 4x100 de Francia.

Luego, en 2004, fue nuevamente atleta olímpica en los Juegos de Atenas, en donde pudo ganar su primera medalla olímpica: Francia fue tercera en los relevos 4x100 metros, tras los equipos de Jamaica y Rusia, llevándose la presea de bronce.

Su última gran actuación fue en la temporada 2005, cuando en los mundiales de Helsinki, Finlandia, obtuvo la medalla de bronce en una recordada final bajo la lluvia detrás estadounidense Lauryn Williams y la jamaicana Veronica Campbell. En esos mundiales también consiguió el bronce en los 200 metros, tras las norteamericanas Allyson Felix y Rachelle Boone-Smith.

El año 2012, anunció su retiro definitivo de las competencias. Su marca de 10,73 además de récord de Europa en la tercera marca mundial de todos los tiempos, solo superada por el estratosférico récord de Florence Griffith (10,49 en 1988) y los 10,65 hechos por Marion Jones en Johannesburgo, Sudáfrica, en 1998. Esto la ha llevado a hacer unas polémicas declaraciones en las que decía que ella era la verdadera plusmarquista mundial de la distancia, en referencia a las sospechas de dopaje que recaen tanto sobre Florence Griffith, como sobre Marion Jones.