En épocas invernales, salí a correr protegido

ESPN Run

En épocas invernales o de bajas temperaturas es muy común ver a runners corriendo con guantes, inclusive muchos maratonistas a la hora de competir en estas condiciones los llevan en sus manos a pesar de tener otras partes del cuerpo al aire libre producto de llevar pantalones cortos y camisetas sin mangas. También algunos usan gorros en su cabeza, pero no todos se preguntan por qué utilizan estos accesorios. Obviamente, la respuesta más fácil es "para abrigarte", pero no es tan simple como parece. Sucede que cubrir tanto tu cabeza, como manos y pies te ayuda, y mucho, a mantener la temperatura corporal. Vestirte correctamente para salir a correr cuando hace frío te ayudará a evitar contagios de enfermedades como la gripe o los resfríos. Además, te permitirán entrar en calor correctamente, al no tener la necesidad de comenzar a moverte de forma exigente desde el primer minuto.

Recuerda siempre que tanto en verano como en invierno la vestimenta es fundamental para que el clima no afecte tu rendimiento en el running. Y en este sentido está comprobado que el uso de guantes y medias térmicas ayuda a mantener hasta un 30% del calor corporal, que de otra manera se escapa por las manos y los pies. Estos accesorios son muy económicos y fáciles de conseguir, y los que están diseñados para running además son muy anatómicos y no te provocarán ninguna incomodidad al llevarlos puestos. Inclusive en la actualidad muchos traen materiales especiales en los dedos para permitirte usar la pantalla táctil de tu smartphone sin necesidad de quitártelos. También puedes utilizar guantes de otros materiales como la lana o la tela polar, aunque estos limitarán algo el rango de movimientos de tus dedos.

Además, aunque parezca una obviedad no está de más remarcar la importancia de cubrir adecuadamente tus pies. En bajas temperaturas, siempre debes usar medias que estén preparadas para eso, eligiendo entre las más gruesas del mercado para mantener más cálidos tus pies. Y por último recuerda que tu cabeza es otra de las partes del cuerpo por donde se pierde más calor. Según estudios cerca de un 40% de la temperatura corporal se pierde por tu cuero cabelludo en épocas de frío, por lo que cubrirte con un gorro de lana o materiales sintéticos van a ayudarte mucho. Eso sí, ten en cuenta que cuando transpires los gorros de lana en contacto con el pelo pueden generar picazón y molestias, por lo que deberás probarlos y en tal caso buscar otras opciones. También si hay vientos fuertes y fríos una buena idea es cubrir tu garganta, boca y nariz con un cuello de tela.

¿Cómo te vistes para correr en invierno?