Pikes Peak Ascent and Marathon

ESPN Run

Una de las competencias de trail running más antiguas del mundo se corre desde 1966. Se trata de la Pikes Peak Ascent and Marathon, que comienza en la base de Pikes Peak, en Manitou Springs, Colorado, y sube cerca de 2380 metros hasta la cima del pico, ubicado a 4302 metros sobre el nivel del mar. El evento tiene lugar cada año a fines del verano norteamericano, con el ascenso el sábado, que tiene una distancia de 21 kilómetros. Al día siguiente, el domingo es el turno del maratón, en un recorrido de ida y vuelta.

Debido a la naturaleza de la carrera, que transcurre íntegramente sobre senderos de tierra, rocas y otros obstáculos naturales y a la gran altitud, completarla es mucho más difícil que los maratones estándar de 42.195 kilómetros. Por este motivo los tiempos ganadores para la carrera mayor en general rondan las cuatro horas, es decir casi el doble de un maratón de calle. Aunque el grado promedio de la pendiente es del 11%, algunas secciones son mucho más pronunciadas, y la parte central de la carrera es relativamente plana. Por ejemplo, las primeras tres millas (5 km) son muy empinadas, las siguientes 7 millas (11 km) centrales comienzan como terreno ondulado, pero se vuelven cada vez más técnicas hacia el final. En tanto, las 3 millas superiores (4,8 km) ya están cerca del pico y requieren inclusive utilizar las manos para poder desplazarse entre las rocas y llegar a la cumbre. Algo a tener muy en cuenta es que los niveles de oxígeno disminuyen progresivamente a medida que aumenta la altitud, lo que agrava aún más la dura experiencia cuesta arriba.

Otro dato curioso es que los tiempos de carrera ganadores difieren significativamente de un año a otro, a menudo dependiendo del clima y las condiciones del sendero. Algunas ediciones han tendido condiciones cálidas y secas, y otras en cambio se corrieron con nieve y frío en la cima del pico. De todas formas, la carrera atrae a muchos corredores tanto para el ascenso de 21k como para el maratón de ida y vuelta, al punto que en sólo uno o dos días de inscripciones se agotan los cupos máximos establecidos por el USDA Forest Service, que limita el número de corredores a 1.800 para el ascenso y 800 para el maratón

El norteamericano Matt Carpenter ostenta los dos récords históricos masculinos, tanto en el ascenso (2:01:06) como en los 42k 3:16:39. Y lo más sorprendente es que ambos registros pertenecen a la misma edición, 1993, cuando ganó las carreras del sábado y del domingo. En total Carpenter ganó 12 ediciones en el recorrido de ida y vuelta y 6 en el ascenso, convirtiéndose en el máximo ganador en la historia de la Pikes Peak Ascent and Marathon. En tanto, en damas el récord histórico de 21k en este evento es de la norteamericana Kim Dobson con sus 2:24:58 obtenidos en 2012, y en 42k de su compatriota Megan Kimmel con sus 4:15:06 de 2018.

Más información en la web oficial del evento: https://pikespeakmarathon.org/