El kale, un super vegetal para runners

ESPN Run

También conocido como col rizada, el kale es uno de los últimos "súper alimentos" de moda. Pertenece a la familia de las brasicáceas (crucíferas), es decir, es primo del brócoli, coliflor, repollo, rúcula, repollitos de Bruselas, etc. Esta verdura de color verde oscuro, con hojas rizadas y originaria del norte de Alemania es considerada por mucho un alimento muy poderoso debido a sus propiedades nutricionales y beneficios tanto para la salud como para el rendimiento deportivo. Las principales razones: es rica en antioxidantes, carotenoides y otros fitonutrientes como la luteína y la zeaxantina. Por todo esto el kale es muy popular como vegetal detox. Es muy rico en clorofila, y aunque el cuerpo humano no puede absorber mucha, se une a toxinas y metales pesados expulsandolos del cuerpo.

Además, tiene pocas calorías por lo que es muy utilizado por personas que quieren controlar su peso corporal. También es un excelente vegetal anticancerígeno ya que puede inhibir el desarrollo del cáncer en el cuerpo gracias a diversos compuestos que protegen las células, como los glucosinolatos y nitrilos. Y como si fuese poco, tiene grandes beneficios para los deportistas de resistencia, como el caso de los runners ya que es un alimento ideal para recuperar los nutrientes que se pierden durante el entrenamiento debido a su alto contenido en proteínas y minerales, y su capacidad de ayudar a reponer líquidos luego del ejercicio. Es rico en fibra, vitamina K, vitamina A y C, y minerales como el calcio, potasio, manganeso y hierro entre otros, por lo que también es ideal para la dieta de los veganos. Con todo esto, es una buena alternativa para los intolerantes a los lácteos o para personas a las que les cuesta asimilar el calcio. Y al ser una fuente de hierro de origen vegetal puede prevenir anemias nutricionales. Recuerda que este beneficio se ve reforzado si lo consumimos junto a alimentos que contengan vitamina C, como por ejemplo jugos de cítricos o kiwi.

Por último, el kale también ayuda a reducir la congestión pulmonar, favorece el buen funcionamiento del estómago, el hígado y el sistema inmunológico. Y gracias a la luteína y zeaxantina previene la degeneración ocular.

Se lo puede consumir crudo en ensaladas o sándwiches, al vapor, hervido, salteado, y agregado a sopas, jugos y batidos.

¿Sueles incluir kale en tu dieta?