Mente fuerte para corredores fuertes

-

Muchos de los más exitosos deportistas en todo el mundo no sólo entrenan sus aptitudes físicas, sino que también lo hacen utilizando diversas técnicas para el entrenamiento mental, con las que se buscan desarrollar habilidades como la concentración, atención, motivación, autoconfianza, control de la ansiedad, del estrés, etc.

Una de estas prácticas es la relajación, mediante la cual se pueden eliminar problemas como tensión y estrés. Esto, en el running nos va servir para poder recuperarnos del esfuerzo anterior más rápido, y nos va ayudar a poder dormir y descansar mejor. Otra técnica muy utilizada por los deportistas, especialmente los de alto rendimiento, es la visualización, que permite de cierto modo programar la mente para la tarea que vamos a realizar. La visualización deportiva consiste en usar la imaginación para modificar patrones tanto físicos como emocionales presentes en diferentes situaciones. Aunque se trata de una técnica compleja, es posible aprenderla, y no solo se utiliza para imaginarse movimientos o corregir errores técnicos, sino que también lo utilizaban para reducir el estrés de la competición, generar autoconfianza y prepararlos para lo inesperado.

Para practicarla, es necesario que te encuentres en un espacio alejado de interrupciones en el que puedas relajarte durante el tiempo que necesites. Si es posible, procura que el lugar elegido haya poca luz, lo que facilitará tu relajación. Allí, mediante una respiración lenta y profunda, preferentemente diafragmática, trata de alcanzar un estado de relajación, que será clave para que puedas practicar la visualización. Concéntrate haciendo foco en tus estímulos relevantes. En unas ocasiones estos estímulos estarán en el propio cuerpo y, en otras, tendrás que focalizar tu atención en referencias externas a las que has de mirar para tomar la decisión adecuada. Tanto si tu objetivo es mejorar una técnica concreta de tu deporte, como si lo que pretendes mejorar es la toma de decisión, es muy importante que conozcas las consignas técnicas y tácticas. Con esto, la capacidad de controlar las imágenes de tu visualización es una de las claves de la técnica. Debes lograr que sea la imagen que tú quieres la que esté en tu mente y no otra. Según el objetivo que busques, podrás visualizarte en una situación de entrenamiento o carrera desde una perspectiva interna o externa. Es decir, cuando visualizas, puedes ver las imágenes tal y como las verías en una situación real, es decir, desde tus propios ojos (perspectiva interna), o puedes hacerlo como si tu fueras un espectador sentado en la grada viéndote a ti mismo (perspectiva externa).

En ambos casos, siempre manteniendo la más absoluta concentración, deberás verte en diferentes situaciones y escenarios propios del deporte, y resolver los problemas que se vayan sucediendo. Como sabemos, cuando estamos compitiendo el factor psicológico tiene un papel muy importante, ya que si somos capaces de controlar todos estos aspectos nuestro rendimiento va a ser mucho mayor. Por lo tanto, en el running es muy importante tener siempre una actitud positiva. En el momento en que cuando estamos entrenando o compitiendo empezamos a notar cansancio, si mentalmente estamos bien preparados mediante estas técnicas haremos que tanto el dolor como el sufrimiento, se minimicen.

¿Conocías la importancia de la mente en tu performance?