La elíptica, una buena forma de entrenarse en casa

ESPN Run

Ya sea por obligaciones o por elección, en estos días y seguramente en los próximos meses muchos corredores entrenarán en el interior de sus hogares. Y para hacerlo, algunos recurren a equipos como bicicletas indoor, cintas trotadoras. Pero también están las elípticas, cuyos beneficios hacen que sea una de las máquinas más populares para ejercitarte tanto en casa como en los gimnasios. El principal valor sin dudas tiene que ver con la ausencia de impacto, lo que significa especialmente la protección de las articulaciones. Además, por el mismo motivo es muy beneficiosa para personas de edad avanzada, con sobrepeso o con lesiones previas, incluso para las que están en procesos de rehabilitación. Y en este sentido, también presenta muchas ventajas para las corredoras, especialmente en etapas de la vida como el embarazo y el postparto, ya que permite entrenar sin impacto sobre el suelo pélvico. Recordemos que la salud del suelo pélvico es esencial tanto como para hombres como para mujeres, a la hora de evitar problemas de incontinencia urinaria y determinadas disfunciones sexuales, entre otras.

Pero los beneficios de la elíptica no se circunscriben sólo al ámbito de la prevención de lesiones. También nos puede ayudar, y mucho, en el fortalecimiento de un gran número de músculos gracias a que con la gran mayoría de estos equipos se puede pedalear hacia atrás. Esto posibilita trabajar músculos y gestos deportivos que no se trabajan con las bicicletas estáticas clásicas. Por lo tanto, si buscas fortalecer tus pantorrillas, isquiotibiales, cuádriceps y glúteos, la elíptica es una opción más que interesante.

Además, el ejercicio hecho en estas máquinas nos ayuda notablemente a mejorar nuestro sistema cardiovascular, y también es una opción muy interesante para quienes buscan bajar de peso ya que sesiones de aproximadamente 30 minutos permiten quemar una suma importante de calorías. También es importante valorar que es un ejercicio que favorece la movilización de los depósitos adiposos y el agua retenida por el organismo para su mejor eliminación.

En conclusión, las elípticas son aparatos muy interesantes a la hora de hacer entrenamientos cruzados tanto para runners como para ciclistas, nadadores o triatletas. Entre otros motivos porque trabaja la parte alta de los glúteos y las caderas, sin la necesidad de agregarle presión a los isquiotibiales. Y para los triatletas y nadadores también es de gran ayuda porque se trabajan tanto los músculos del tren inferior como los superiores de forma equilibrada. La bicicleta elíptica también proporciona beneficios para los abdominales, hombros y los principales músculos de los brazos. De esta manera no hay un desequilibrio antiestético entre el tren superior y el inferior, sino que este será armónico, ayudando a mantener una postura adecuada tanto en el día a día como a la hora de correr.

¿Tenías en cuenta todos los beneficios de la elíptica?