La comida casera también tiene sus enemigos

ESPN Run

Si bien es verdad que los alimentos preparados en casa suelen ser más sanos, livianos, bajos en grasas y calorías que las comidas compradas en restaurantes, tampoco podemos caer en la trampa de pensar que sólo con que salgan de nuestra cocina basta. También, a la hora de preparar nuestra comida, es muy importante tener en cuenta algunos factores claves para llevar una nutrición saludable y equilibrada. Uno de ellos es evitar el exceso de aceites, aunque sea sano (especialmente el de oliva) aporta muchas calorías.

En este sentido, cabe recordar que las verduras salteadas, los alimentos cocinados a la plancha y las ensaladas no necesitan "nadar en aceite" para que queden sabrosos. Con una cucharada sopera bastará, por lo que acostúmbrate a dosificar de esa manera, en lugar de verterlo directamente desde su envase a las comidas. Otra buena opción es utilizar un dosificador en spray, que podrás rellenar cuando se te acabe, y rociar así el aceite sobre las cacerolas o el sartén.

Otro punto importante en la cocina casera está en controlar la cantidad de azúcar que utilizamos. Y aquí cabe aclarar que, si bien los dulces caseros son más sanos que los industrializados debido a que no contienen conservantes, también aportan muchas calorías.

Por último, a la hora de utilizar leche y sus derivados procura que sean descremados. Especialmente los quesos enteros son muy altos en grasas, por lo que sus variantes "light" son las más saludables a la hora de incorporarlas a nuestra dieta regular. Al tener menos grasas, este tipo de productos lácteos contienen menos calorías, pero a su vez conservan la mayoría de sus aportes nutricionales, principalmente de proteínas y micronutrientes.

¿Tenés en cuenta estos detalles a la hora de preparar comida casera?