Historias de vida: Desiree Linden

ESPN Run

Desiree Linden nació en San Diego, California, el 26 de julio de 1983, y es una corredora de las mejores maratonistas de la actualidad. De hecho, representó a los Estados Unidos en los 42k de Juegos Olímpicos de Londres 2012 y en los de Río de Janeiro 2016, además de haber ganado en 2018 el maratón de Boston, convirtiéndose así en la primera estadounidense en ganar la categoría femenina en el evento desde 1985. Cabe recordar que esta carrera lleva más de 120 años celebrándose, y es además una de las más icónicas del mundo ya que para participar en ella exige un rango de tiempo específico para los maratonistas, lo que lo convierte en uno de los maratones más exigentes. Durante su paso por la escuela secundaria Desiree practicó atletismo, cross country, y jugó fútbol. Inclusive, por aquellos años de estudiante llegó a correr una milla (1,6 kilómetros) de menos de 5 minutos. Más tarde, después de cosechar una gran cantidad de títulos y aún como atleta juvenil Linden estudió psicología en la Universidad Estatal de Arizona y fue dos veces campeona nacional en atletismo y cross country. También terminó en tercer lugar en el Campeonato Colegiado Pac-10 de 5.000 metros 2005.

También obtuvo las medallas de plata en los 10.000 metros de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, en el Maratón de Chicago 2010 y en el de Boston 2011, cuando llegó al segundo puesto con dos segundos de diferencia con respecto a la keniana Caroline Kilel, que fue quien se hizo con la medalla de oro. Esta carrera siempre pareció ser su norte, la competencia que marcaba su camino. Al punto que después de terminar en cuarto lugar en el maratón de Boston 2017, Linden se sintió defraudada con ella misma y dejó de correr durante cinco meses, en los que sustituyó su necesidad de correr por el kayak, la pesca y la lectura. No obstante, para octubre, Desiree decidió volver y ya estaba corriendo 20 kilómetros por día. Ese sería sin dudas el envión inicial hacia su gran victoria de la edición 2018 del Maratón de Boston. Luego de ganar esa competencia que será por siempre recordada debido a las durísimas condiciones climáticas bajo las cuales se disputó, durante la conferencia de prensa Desiree comentó que el camino a la meta fue realmente como una película. “Creo que nunca había competido en aquellas condiciones. Mis manos se estaban congelando. Había momentos en los que tenías que pararte porque el viento no te dejaba. Era tragicómico lo lento que corrías mientras veías todo lo que te faltaba por recorrer”. Pero sin dudas fueron esas extremas condiciones, con temperaturas bajo cero y vientos huracanados, las que hicieron que la victoria supiera mucho más dulce. “Si no hubiera sido tan difícil no habría sido tan satisfactorio”, aseguró.

Desiree también conoció a su esposo, Ryan Linden, gracias al deporte. Los dos entraron al mismo equipo de entrenamiento Hanson-Brooks en el 2005. En el 2010 corrieron el maratón de Chicago juntos y, aunque se separaron por la mayoría de los 42 kilómetros, se volvieron a ver al final, en donde ella le ganó con un segundo de diferencia.

Sus mejores marcas personales:

· 5.000 metros: 15:08.64, 2011 - Londres, Inglaterra

· 10.000 metros: 31:37.14 , 2011 - Eugene, EE.UU.

· 3.000 metros: 8:51.08, 2010 - Doha, Qatar

· 20 km: 1:07.08, 2012 - New York, EE.UU.

· Media Maratón 1:10.34, 2011 - Naples, Florida

· 30 km: 1:43.50, 2010 - Chicago, EE.UU.

· Maratón: 2:22:38, 2011 - Boston, EE.UU.