Consejos para correr con climas fríos

ESPN Run

No son pocos los que afirman que no existen malos climas para correr, sino que en realidad sólo hay malas elecciones de indumentaria para hacerlo. Si estás dentro del grupo de los runners que buscan disfrutar de esta actividad durante todo el año, toma nota a estos consejos para salir a entrenar durante los meses de invierno.

En primer lugar, presta especial atención a las entradas en calor, ya que estos primeros movimientos cobran mayor importancia en los días de frío que en los de calor. Si bien es cierto que el calentamiento tiene como objetivo activar a nuestro sistema cardiorrespiratorio y a nuestros músculos, también busca aumentar la temperatura corporal para así preparar nuestro organismo para el esfuerzo. Entonces, si la temperatura de nuestro cuerpo es menor, costará más tiempo y trabajo subirla. Además, cuando la temperatura ambiente es baja los músculos están más agarrotados y acortados, por lo tanto ante estas circunstancias una buena práctica es comenzar con un calentamiento de 8 a 10 minutos bajo techo, con movimientos articulares suaves alternados con breves skipping en el lugar. De esta manera, ya habrás generado calor al salir a correr. Eso sí, evita que el lugar donde vas a calentar bajo techo sea demasiado caliente, ya que de lo contrario sufrirás mucho el cambio de temperatura a la hora de salir al exterior.

En cuanto a la hidratación, recuerda siempre que es clave en toda época del año, inclusive cuando las temperaturas son bajas ya que ante estos casos perdemos parte de la sensación hídrica. Y por el lado de la nutrición, procura aumentar un poco el aporte de calorías para compensar las que se gastan y mantener la homotermia, que es la capacidad de nuestro cuerpo para conservar una temperatura homogénea y constante. Consume más hidratos de carbono como arroz, pasta o legumbres y de alimentos ricos en proteínas como pechuga de pollo y pescados.

En cuanto a la indumentaria y accesorios lo ideal es vestirse por capas, poniéndote varias prendas finas una encima de otra. Esto es mucho mejor a usar sólo una o dos gruesas, debido a que permitirán la ventilación y la disipación del calor al correr, al tiempo que atrapan el calor necesario entre cada prenda y así mantienen una temperatura ideal para tu cuerpo. Además, este método te permite ir quitándote indumentaria a medida que corres y entras en calor. También cubre tus manos con guantes finos, ya que tus extremidades no entran en calor debido a que la circulación se centrará en los grandes grupos musculares, que necesitan mayor aporte de oxígeno y nutrientes que llegan a través de la sangre. Y ten presente que el aire frío no es bueno para la salud de tu garganta. Por esto, cuando vayas corriendo más suavemente y puedas hacerlo intenta inspirar por la nariz y espirar por la boca. El aire frío y seco hace que las vías respiratorias se estrechen, lo que obstruye, en cierta medida, el paso del aire y dificulta la respiración. También, con bajas temperaturas cúbrete la boca y la nariz con un

cuello tipo "buff". Es un accesorio muy simple pero que puede ayudarte mucho en estos días.

¿Vos qué precauciones tenés para correr con climas fríos?