Errores de los corredores: no entrenar la técnica

ESPN Run

Uno de los errores más comunes en muchos runners es no tener en cuenta la técnica de carrera. Se trata de una habilidad que, si bien en muchos casos es innata, siempre debe ser trabajada y perfeccionada ya que es muy fácil caer en vicios que van deformando nuestra forma de correr. El mayor problema de esto es que cuando se producen pequeñas y milimétricas desviaciones en los movimientos naturales seguramente no notaremos molestias o dolores si llevamos una vida medianamente sedentaria, o si sólo nos limitamos a caminar un poco. Pero sí en cambio corremos de forma regular y acumulamos kilómetros a la semana, estos movimientos levemente defectuosos por repetición irán produciendo desgastes y sumando impactos en lugares en donde nuestro cuerpo no está preparado para recibirlos. Y allí es cuando aparecen muchas lesiones entre los runners.

Evitar tocar el suelo de forma directa y excesiva con el talón en la fase de aterrizaje de cada pisada, mantener una cadencia alta y el cuerpo correctamente alineado son aspectos fundamentales para evitar problemas a futuro, y a su vez para obtener un mejor rendimiento deportivo. En cuanto a los brazos, deben ir sueltos en un ángulo recto en el codo y las manos entreabiertas sin tensión. Los codos nunca deben pasar por delante de la línea vertical del cuerpo y las manos deben evitar cruzarse por delante del torso, yendo siempre a los costados. La cadera alta, el tronco erguido y la zancada natural debe adaptarse al ritmo del momento. Además, la cabeza siempre debe ir alta, con la mirada apuntando al frente y hombros relajados.

Otro aspecto importante al momento de correr es la función de la zona central de nuestro cuerpo, también llamada "core". Se trata del área abdominal y parte baja de la espalda, que hacen un gran trabajo mientras nos movemos ya que son el centro de gravedad del cuerpo. En otras palabras, con el enlace entre el tren inferior y el tren superior y por lo tanto la clave para desarrollar el equilibrio, la estabilidad y la coordinación.

Por último, recuerda que es fundamental trabajar la respiración ya que de esta forma conseguimos expulsar todo el aire de nuestros pulmones y dejamos espacio para mayor cantidad de aire rico en oxígeno. Esto se verá favorecido si tu postura al correr es la correcta.

¿Entrenás la técnica?