El zinc: un mineral vital para el organismo

ESPN Run

Para funcionar correctamente nuestro organismo necesita una cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales. Algunos de ellos son muy desconocidos, a pesar de que son esenciales para una buena salud. Es el caso del zinc, un oligoelemento importante que necesitamos para mantenernos saludables. Entre los oligoelementos, este elemento se encuentra en segundo lugar, sólo después del hierro por su concentración en el organismo.

El zinc es un mineral que se encuentra en las células por todo el cuerpo. Es necesario para que el sistema de defensa del cuerpo (sistema inmunitario) funcione apropiadamente. Participa en la división y el crecimiento de las células, al igual que en la cicatrización de heridas y en el metabolismo de los carbohidratos, por lo que además es sumamente importante para los deportistas de resistencia ya que este nutriente es la fuente principal de energía al practicar estos deportes.

Además, también es muy importante para los runners ya que es un mineral que participa en la regeneración celular, resultando básico en postoperatorios, lesiones y en protocolos antienvejecimiento. También contribuye a los tratamientos de osteoporosis, ya que favorece la fijación del calcio en los huesos. Otro de sus efectos es la mejora en el descanso nocturno, debido a que ayuda en la producción de melatonina, que es la hormona del sueño. Así mismo, regula la producción de neurotransmisores como la dopamina, lo que mejora el estado de ánimo y las funciones cognitivas. También mejora la sensibilidad de las células a la insulina y favorece la regulación del azúcar en sangre. Por otro lado, regula los procesos de coagulación, por lo que se recomienda su ingesta en pacientes que han sufrido enfermedades cardiovasculares.

¿Dónde encontrarlo? Podemos incorporar zinc a nuestra dieta garantizando el consumo equilibrado de frutos secos como almendras, maní o cacahuetes y nueces. También las legumbres como las lentejas tienen una gran cantidad de zinc. Lo mismo que las carnes y los pescados y mariscos.

¿Tenés en cuenta el Zinc para incorporarlo en tu dieta?