¿En qué nos ayuda tener abdominales fuertes?

www.freepik.com

Por más que muchas veces sean subestimados por los runners, los abdominales son músculos muy importantes a la hora de correr. Aunque no lo creas, tener un abdomen bien fuerte puede marcar la diferencia para un buen desempeño en nuestro deporte. La razón es que, fundamentalmente, estos músculos cumplen tres funciones: sirven de apoyo y estabilización al tronco superior, permiten su movimiento, y hacen que los órganos internos se mantengan dentro de la cavidad abdominal. Es por eso que este grupo muscular interviene en muchos movimientos cotidianos y también en diferentes disciplinas deportivas, como en el running, y por eso necesitamos regularmente hacer ejercicios extras para poder fortalecerlos. En síntesis, un buen entrenamiento en la zona media te ayudará notablemente en tus entrenamientos y sobre todo en la técnica al correr. Pero no sólo eso: también te beneficiará en la recuperación luego de los entrenamientos más exigentes y las competencias.

A la hora de resumir las principales ventajas que tienen los runners que fortalecen correctamente sus abdominales, podríamos decir que en primer lugar ayudan a mantener erguida la columna, un factor principal para lograr una buena biomecánica de carrera. Especialmente con el correr de los años podemos comenzar a encorvarnos hacia adelante y perder así la postura corporal. Mantener fuertes los músculos de la espada con trabajos de espinales y los del abdomen protegen la columna y evitan que a medida que pasen los años se pierda la postura. Los músculos debilitados son los que a futuro permiten que la columna se encorve. Por otro lado, nos permiten una mayor amplitud de movimiento mientras se realiza actividad física. Al mismo tiempo potencian la zancada, ya que los músculos del core (zona media) son los que transmiten la fuerza hacia las extremidades como los brazos y las piernas. Por último, con unos abdominales tonificados cualquier runner puede entrenar más cómodo ya que un core poco ejercitado termina ocasionando molestias e incomodidad al correr.

Con todo esto, ya no hay excusas. A entrenar la zona media de tu cuerpo, e incluir los ejercicios abdominales de forma regular dentro de tus rutinas.

¿Entrenas los abdominales correctamente?