Dolores post entrenamiento duro o carrera

ESPN Run

Sea una carrera presencial o una virtual, o bien un entrenamiento fuerte, cualquier esfuerzo intenso y prolongado requiere de una buena recuperación posterior. En todos estos casos, seguramente, en tus músculos habrán ocurrido micro lesiones, y además tus tejidos quedan llenos de subproductos de desecho. Es por todo esto que probablemente en las horas o inclusive días siguientes te duelan las piernas o no puedas caminar con total normalidad. Y ni hablar de bajar o subir escaleras.

Para reducir estos efectos, en primer término y como medida preventiva debemos acostumbrar a nuestro cuerpo a producir menos ácido láctico, que es el residuo metabólico que se acumula en nuestros músculos y en parte es el responsable de las molestias post ejercicios intensos. Para hacerlo, debemos entrenar a intensidades próximas al VO2 máximo, lo que conseguiremos incluyendo intervalos y cambios de ritmo cercanos a un 85% de nuestras máximas pulsaciones por minuto.

En cuanto al post entrenamiento o carrera, apenas terminados procura no parar de forma brusca. Sigue moviéndote suave, buscando llevar tus pulsaciones sobre un 70% de tu máximo. Esto permitirá que la circulación sanguínea continúe a buen ritmo, logrando arrastrar con más facilidad el ácido láctico de tus músculos.

Otras terapias como el uso de agua fría en las piernas también son muy efectivas. Estas bajas temperaturas obligan a tus músculos a contraerse, y al presionar los vasos obligan a que la sangre con desechos salga, para luego ser eliminada por nuestro aparato excretor mediante la orina, el sudor y la respiración. En el mismo sentido también actúan muy bien las terapias de compresión y los masajes, siempre y cuando sean de drenaje y muy suaves durante las primeras 48 horas post ejercicio.

¿Llevas a cabo estas recomendaciones para evitar dolores?