Errores frecuentes a la hora de los estiramientos

www.freepik.com

Uno de los temas controversiales en los entrenamientos es el de los estiramientos musculares, un campo en el que las investigaciones han avanzado mucho en los últimos años. Al respecto, más allá de algunas posturas puntuales, la mayor parte de los profesionales del entrenamiento coinciden en que realizar una buena elongación después de cada sesión es fundamental para evitar lesiones y al mismo tiempo maximizar el rendimiento deportivo.

Las consecuencias más frecuentes de no hacerlo son desgarros, distensiones y sobrecargas musculares y tendinosas, que suelen terminar en inflamaciones conocidas como tendinitis. A pesar de esto, muchos runners no prestan atención al momento de hacer los ejercicios de estiramientos, o bien les dedican poco tiempo, lo que los lleva a cometer errores posturales que dejan sin efecto al trabajo que están realizando. Por ejemplo, un error frecuente es estirar pasados los 30 minutos de terminada la sesión de entrenamiento. La mejor forma de estirar los tejidos es que aún conserven la temperatura alta, y es por eso que se recomienda elongar unos minutos después de haber terminado el trabajo de carga.

Otro error común tiene que ver con la asimetría, es decir no elongar de forma pareja. Para evitar esto, procura tomarte la misma cantidad de minutos para cada extremidad del cuerpo, en su parte derecha e izquierda. También debes evitar los movimientos bruscos, y entender que el dolor es signo de que el estiramiento está mal hecho. La sensación que debes tener es que el músculo se está estirando, no que llega a doler, y si eso pasa debes poner menos tensión en la zona. Si ves que los resultados no llegan rápidamente trabaja tu paciencia, todo es cuestión de tiempo. Procura incluir rutinas de unos 15 minutos luego de cada entrenamiento y mantén cada postura por 20 a 30 segundos. Verás como con el correr de los días y semanas las cosas cambian notablemente.

Un punto que no hay que descuidar es el de la respiración. Inhala profundo antes de estirar cada zona y exhala el aire suavemente buscando elongar un poco más el músculo. Y no dudes en buscar ayuda. Si por ejemplo estás entrenando con tu pareja la sesión de estiramientos es un momento que podrán compartir y en el cual se podrán apoyar el uno al otro, logrando mejores resultados.

¿Elongas con mucha frecuencia?