Mejora tu postura y corre mejor

Te brindamos los tips para corregir tu postura en los entrenamientos. Designed by prostooleh / Freepik

Para correr más rápido y llegar más lejos no basta con entrenar duro. También es necesario corregir nuestra técnica de carrera y postura, tanto estática como dinámica. Esto es un factor fundamental para lograr el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y así economizar energía, permitiéndonos una mejor performance. En otras palabras, un corredor que mantiene una buena postura puede ser más resistente, ágil, coordinado y equilibrado. Ahora, la gran pregunta es cómo lograr esto. Y la respuesta comienza a desentrañarse en los ejercicios correctivos, que especialmente cuando están supervisados por un entrenador pueden ayudarte a mejorar la postura del tronco, la cabeza y los brazos. Otra opción, si no cuentas con un entrenador que de forma presencial pueda verte, está en grabarte con tu teléfono móvil para luego en casa poder analizar dónde están tus errores al correr.

Pero esto no es todo, y aunque los runners muchas veces dejamos de lado los estiramientos, son muy importantes también para poder correr mejor. Debemos hacerlos antes y después de entrenar, para mejorar la flexibilidad muscular. Recuerda que la falta de elongación puede desencadenar acortamientos musculares. Aunque un runner tenga una buena postura, por falta de flexibilidad pueden sobrecargarse los músculos, generar dolor, contracturas y perjudicar el rendimiento. De la misma manera tampoco debemos olvidar incluir periódicamente rutinas de fortalecimiento, ya que la falta de fuerza muscular puede perjudicar mucho tu postura corporal, especialmente la posición de la columna vertebral. Por ejemplo, los trabajos de músculos estabilizadores como los abdominales y espinales, es decir en la llamada zona del "core", te ayudan a mantener erguida tu columna. Está claro: una musculatura débil no tiene la fuerza necesaria para mantener, proteger y sostener los huesos en su lugar.

Finalmente, agrega algo más a tus rutinas, y complementa con ejercicios posturales. Se trata de actividades como el yoga o la natación terapéutica tienen como objetivo realizar trabajos de elongación y postura. Agregar semanalmente sesiones de estos trabajos puede servirte para aprender sobre cómo debes estirar y cómo debe ser tu postura corporal en la vida diaria y al practicar deporte.

¿Intentas corregir tu postura mientras entrenas?