Qué es, y cómo se previene la pubalgia

Enterate como evitar el dolor y curarlo. Designed by prostooleh / Freepik

Demás está decirlo: a ningún runner le gusta hablar de lesiones, y mucho menos de las que nos alejan por un tiempo de los entrenamientos. Pero, es importante que estemos al tanto de qué puede suceder cuando sufrimos problemas como la pubalgia, una lesión que se caracteriza por un dolor fuerte y punzante en la zona de la ingle.

Una de las causas más frecuentes de la pubalgia es el desequilibrio de fuerzas entre el recto abdominal y los aductores. Hacer ejercicios de abdominales con mala postura, la falta de fuerza muscular y la sobrecarga de entrenamiento también pueden influir en el desarrollo de esta lesión. La falta de fuerza en la zona media, también conocida como "core", es otro factor que puede desencadenar la pubalgia entre los corredores. Por eso insistimos y lo seguiremos haciendo: los runners debemos hacer trabajos de fortalecimiento muscular, y no sólo de nuestras piernas. Los fortalecimientos de la zona media con ejercicios para abdominales, espalda, pecho y brazos son claves no sólo para mejorar nuestro rendimiento deportivo y nuestra técnica de carrera, sino también para evitar numerosas lesiones.

En el caso de esta lesión, las molestias aparecen en la ingle, y la sensación es similar al de un desgarro muscular. El dolor es punzante, localizado y suele manifestarse principalmente al correr o al realizar esfuerzos físicos. Estas molestias pueden extenderse hacia otros músculos como los abdominales, los ubicados en la zona de la pelvis, o la columna lumbar. Claramente es una de esas lesiones que debemos prevenir, es decir hacer los deberes para evitar que aparezcan, ya que no solo causa mucho dolor sino que además poder recuperarte de esta lesión es fundamental hacer reposo durante varios días y por lo tanto alejarse del running. También es clave que consultes a un médico ya que es una lesión que puede empeorar con el paso del tiempo. En general, a diferencia de otras lesiones menos dolorosas, los corredores que sufren pubalgia consultan enseguida a un especialista porque es molesta y dolorosa. Los tratamientos a veces son más complejos y suelen incluir trabajos de kinesiología, fortalecimiento en la zona pélvica y lumbar, y reposo.

¿Tuviste alguna vez pubalgia?