Historias de vida: Viktor Röthlin

Sus marcas de velocidad hoy en día no han sido superadas. Designed by prostooleh / Freepik

Aunque ya se ha retirado de las competencias profesionales, las marcas realizadas por el suizo Viktor Röthlin siguen siendo las más veloces entre los maratonistas no africanos. Nacido el 14 de octubre de 1974 en Kerns, Obwalden comenzó su carrera deportiva como atleta de pista, especializándose en los 10.000 metros. Luego de obtener el puesto 19° en esta prueba durante el Campeonato de Atletismo de Europa de 1998 en Budapest, Röthlin se concentró en las distancias más largas. Fue así que aún con 24 años de edad debutó en los 42k en el maratón de Hamburgo de 1999, estableciendo una prometedora marca de 2:13:36. Poco después mejoró ese tiempo durante el maratón de Rotterdam 2000, llevándolo a 2:12:53, lo que le significó ser seguido por su país el maratón de los Juegos Olímpicos de 2000 en Sydney, donde terminó 36º.

En la temporada 2001 estableció un récord suizo durante el Maratón de Berlín con 2:10:54, lo que además le valió el octavo lugar en una carrera plagada de estrellas internacionales. Luego de eso fue seleccionado para participar en los Campeonatos de Europa 2002, disputados en Múnich, y en el Campeonato del Mundo de 2003 en París, siempre en la distancia de mayor. En 2004 ganó la Maratón de Zúrich, en la que ya había terminado segundo el año anterior, con un nuevo récord suizo en 2:09:56. En 2005 terminó cuarto en la misma competencia, ganó la carrera de Greifensee y terminó séptimo en el Maratón de Nueva York. Durante la temporada 2006 mejoró por primera vez su récord personal en la media maratón a 1:02:16 en el Stramilano de Italia, en donde se quedó con el quinto lugar de la prueba. En la misma temporada, poco después ganó la medalla de plata en el Campeonato de Europa disputado en Gotemburgo, por detrás del campeón olímpico Stefano Baldini (Italia) y por delante de Julio Rey (España). Pero el año 2007 lo esperaría con más logros: volvió a ganar el Maratón de Zúrich con su tercer récord suizo en esta distancia, llevándolo esta vez a 2:08:20.

Viktor tenía 32 años, ya había madurado como maratonista, y seguía en ascenso. Fue así que en el maratón del Campeonato del Mundo de 2007 en Osaka, el kilómetro 40 de la prueba lo encontró en el quinto puesto, pero aún con fuerzas suficientes como para hacer un sprint final memorable y en los últimos dos kilómetros sobrepasar a dos corredores. Röthlin cruzó la línea de meta en tercer lugar, apoderándose de la medalla de bronce a nivel mundial. En 2008 no se detuvo, y ganó el Maratón de Tokio en donde logró batir una vez más el récord suizo con 2:07:23. Y ese año, en los Juegos Olímpicos de Beijing, ocupó el sexto lugar en el maratón ingresando a la meta como el corredor no africano más rápido, un diploma olímpico. Su tiempo fue de 2:10:35, 4:03 minutos detrás del ganador, el keniata Samuel Kamau Wanjiru.

No obstante, el destino le tenía preparada una mala jugada. En 2009 durante un vuelo desde los Emiratos Árabes Unidos contrajo trombosis, lo que provocó una embolia pulmonar y acumulación de líquido en el pecho. Esta afección lo obligó a reposo y medicación. En mayo pudo volver a correr, aunque con muchos recaudos, y a finales de julio volvió a participar en una carrera por primera vez, situándose quinto en Aegeriseelauf como segundo mejor suizo. Pero tuvo que cancelar su participación en el medio maratón en la carrera de Greifensee en septiembre debido a una inflamación en su pie derecho. Por ese motivo, a finales de noviembre, Röthlin fue operado del talón. Y cuando todos daban por terminada su carrera deportiva, Viktor se preparó para el Maratón del Campeonato de Europa 2010. En ese evento Röthlin pudo superar al lote de punta pasando el kilómetro 28, marchando desde allí en solitario hacia la meta para proclamarse campeón de Europa con más de dos minutos de ventaja sobre el español "Chema" Martinez. Más adelante, el 18 de septiembre, Röthlin se proclamó campeón suizo de maratón por primera vez, y se llevó el título en la media maratón en un sprint por delante de Christian Belz. En 2011 también se convirtió en campeón suizo de 10 kilómetros, y en el Maratón de Tokio de 2012 tuvo su actuación más rápida desde su victoria en 2008, terminando quinto con un tiempo de 2:08:32 horas.

Röthlin se retiró del maratón competitivo en 2014, a sus 40 años de edad, después de terminar quinto en el Campeonato de Europa en Zúrich. Actualmente sigue muy ligado al deporte competitivo trabajando como fisioterapeuta. En 2004, 2006, 2007, 2008 y 2010 fue elegido Atleta Suizo del Año.

Sus mejores marcas personales:

· 10 km: 28min 40s, noviembre de 2006

· Media Maratón: 1h 2 min 16 s, abril de 2006

· 25 km: 1h 15min 35s, febrero de 2008

· Maratón: 2h 7min 23s, febrero de 2008