Las zapatillas, claves para correr largas distancias a ritmos cómodos

Algunas zapatillas de running tienen la característica de ser altamente versátiles, adaptándose a la perfección a diferentes tipos de corredores. Ese es el caso de las New Balance Fresh Foam 1080, que en este 2021 salen al mercado con su versión 11. Se trata de uno de los modelos más populares de la marca norteamericana, que a lo largo de los años fue evolucionando sin perder su identidad de "rodadora" pero incorporando grandes ventajas. En este sentido, el salto más importante se dio entre la versión 9 y la 10, en donde rompió fuertemente su línea continuista incorporando un nuevo concepto en calzados para correr largas distancias a ritmos cómodos: además de ser muy amortiguada, es ultra liviana. Y en esta nueva versión, aunque mantiene algunas de sus mejores tecnologías, también fue renovada con pequeños cambios para ser aún más ligera, flexible y reactiva. Con todo esto, este modelo se convirtió en una de las mejores opciones para entrenamientos diarios, aunque también puede usarse perfectamente a la hora de competir, especialmente en largas distancias como los 42k, o también en media maratón en los casos de corredores de ritmos no tan rápidos.

En cuanto a su apariencia, las New Balance Fresh Foam 1080 v11 tienen un nuevo aspecto en su mediasuela, que presenta un drop (caída de talón a punta) de 8 milímetros. En comparación con el modelo anterior, la versión 10, la espuma Fresh Foam X, que es una de las tecnologías más suaves y amortiguables de la marca, presenta un nuevo patrón láser y nuevas formas geométricas. En concreto, lo que hicieron fue dividir el plano de forma que el impacto de la zancada se reparta por toda la zapatilla, y cada zona trabaje individualmente de manera más eficiente. Con todo esto lograron una una amortiguación inmejorable bajo los pies, con lo que las sensaciones de suavidad y confort están aseguradas.

Yendo hacia la parte superior, la capellada de las New Balance Fresh Foam 1080 v11 también muestra pequeños cambios que, aunque son difíciles de ver por el ojo humano, consiguen que sea un calzado de running mucho más cómodo y con una gran sujeción. El corte superior que tiene forma de botín, y fue confeccionado con tejido elástico Hypoknit que se encarga de proporcionarte un mejor ajuste por los laterales, impidiendo que el pie se deslice dentro de la zapatilla con cada zancada y así evitando la aparición de ampollas, algo muy importante a la hora de correr largas distancias. Además, de esta manera consiguen una mayor estabilidad y ventilación para el pie. Pero eso no es todo: también mejoraron la zona del talón incorporando la tecnología UltraHeel, para asegurar aún más la parte del talón de Aquiles, pero con menos cantidad de material y volumen. El resultado de todo esto es una zapatilla extremadamente cómoda, dentro del tope en cuanto a amortiguación, pensada para fondos o rodajes largos, con un peso de solo 260 gramos.

¿Qué estilo de zapatillas utilizas?