Más fibra, más beneficios

Es fundamental incorporar esta sustancia a tu dieta. Designed by prostooleh / Freepik

La fibra es una sustancia esencial para quienes quieran mantener una dieta saludable. Es conocida por prevenir el estreñimiento y regular la flora intestinal. Pero, también ayuda a reducir el riesgo de diabetes, colesterol alto, diverticulosis y otras enfermedades digestivas. Otra de las ventajas de la fibra es que genera sensación de saciedad y por lo tanto nos ayuda a no comer en exceso, algo muy importante para quienes quieren controlar su peso corporal.

La fibra se encuentra en muchos alimentos, pero principalmente en granos integrales, frutas, verduras y legumbres. En desayunos y meriendas, por ejemplo reemplazando el plan blanco por el integral, incorporaremos más fibra. Otra buena opción es reemplazar la harina tradicional por la integral para hacer pizzas o incluso pan casero. Las pastas también pueden conseguirse en versión integral, sobre todo en dietéticas.

Otra buena forma de aumentar la cantidad de fibra que ingerimos es agregando más fruta a la dieta. Se trata de un alimento 100% natural y lleno de vitaminas y minerales que promueven el buen funcionamiento del organismo. En general, son bajas en calorías y podemos agregarlas a la dieta a cualquier hora del día. Para antes de entrenar una buena opción es comer una banana. Por la mañana un jugo de naranja y entre comidas cualquier fruta de estación.

Y al igual que las frutas, las verduras tienen una gran cantidad de beneficios para el organismo. Intenta agregar hortalizas en almuerzos y cenas en sus distintas formas de cocción. Si tus entrenamientos son por la tarde, te recomendamos incluir alimentos como la batata en los almuerzos. En la cena, podés preparar una ensalada acompañada por una porción de carne magra para agregar proteínas de origen animal.

Por último, ten en cuenta que para poder incorporar más frutas, verduras y granos integrales en tu dieta el primer paso es tenerlos en tu alacena. Cuando hagas las compras en el supermercado preocúpate por incluir todos estos alimentos. Una vez que estén es tu casa podrás variar entre distintos platos y formas de preparación. Recuerda que las opciones más sanas de cocción son a la plancha, al horno y al vapor.

¿Cómo incorporás la fibra en tu dieta?