Errores en la nutrición durante los entrenamientos

Regímenes que debes evitar para mantener el equilibrio en tu alimentación. Freepik

No es ningún secreto que el entrenamiento y la nutrición deben ir de la mano. Esto debe mantener un equilibrio y evitar los extremos ya que por ejemplo hay runners que aprovechan el desgaste hecho en una sesión para luego comer de más, mientras que otros comen de menos y toman suplementos buscando mejorar su perfomance. Y por supuesto, ninguno de los dos casos son los indicados. Veamos cada uno de ellos. En primer lugar analicemos qué sucede con los corredores que aprovechan los entrenamientos intensos para luego ingerir alimentos que no son saludables o hacerlo en grandes cantidades y aquí hay dos errores. Por un lado, si estás entrenado para bajar de peso este no es el camino correcto. Si bien a medida que una persona entrena más tiende a tener más apetito, esto no significa que puede comer libremente. Aunque realices actividad física, si quieres bajar de peso debes eliminar la comida chatarra, los alimentos ultra procesados y los ricos en grasas de tu dieta. Por otra parte, cuando el cuerpo se somete a grandes esfuerzos necesita incorporar los alimentos adecuados para poder reparar los tejidos que se rompieron durante el ejercicio. Los macronutrientes encargados de reparar los músculos son las proteínas, que están presentes en carnes magras, lentejas, leche de soja y verduras de hojas, entre otros. Por lo tanto, después de entrenar prioriza los platos que contengan alimentos con proteínas.

Ahora analicemos el segundo extremo: quienes comen poco y recurren a los suplementos buscando tapar la falta de nutrientes. Primero hay que dejar en claro que hay cientos de productos en el mercado y, por desgracia, muchos de ellos no hacen más que prometer resultados que nunca llegan a cumplirse. Pero el principal problema de estos suplementos no es que no cumplan sus promesas, sino que puede tener efectos adversos. Entonces, en lugar de invertir en pastillas, barras y polvos energéticos, saca un turno con nutricionista deportivo. En líneas generales, un corredor amateur bien alimentado, descansado y entrenado no debería necesitar de una ayuda nutricional para poder rendir en los entrenamientos.

Para finalizar, recuerda que un especialista es quien podrá asesorarte sobre qué cantidad de calorías debes consumir según tu peso, altura y el plan de entrenamiento que llevas a cabo.

¿Ya te asesoraste con un profesional de la salud?