¿Sudar "quema" grasas?

¿Cuáles son las verdaderas funciones del sudor? Freepik

Durante mucho tiempo se difundió la idea errónea que afirmaba que el sudor nos ayudaba a perder grasa corporal, debido a que al sudar se consumían muchas calorías. Pero lo cierto es que no está comprobado que el sudor tenga cierta equivalencia con la cantidad de grasa quemada durante el ejercicio. En todo caso, el sudor es una consecuencia de hacer ejercicio, y no un objetivo en sí. En otras palabras, cuando nos exigimos físicamente nuestro cuerpo eleva su temperatura, y allí entra en juego el sudor como mecanismo de termorregulación para lograr que el organismo se mantenga en torno a los 36,6°. Por lo tanto, no es recomendable de ninguna manera que hagas ejercicio con una gran cantidad de indumentaria encima, y mucho menos utilizando materiales plásticos para envolver al cuerpo y así sudar más, ya que solo conseguirás deshidratarte sin obtener los mejores resultados para bajar de peso o quemar grasa. Debemos tener en claro que cuando la temperatura interna de nuestro cuerpo se eleva, el cerebro activa las glándulas sudoríparas que liberan agua con azúcares, sales minerales y productos de desecho que surgen de la descomposición de los nutrientes de la comida, con ello, el cuerpo puede termoregularse. Y recuerda que no todos sudamos lo mismo, ni mucho menos al mismo ritmo. Por ejemplo, las personas de mayor tamaño corporal sudan más. Inclusive los runners que están entrenados sudan bastante porque su cuerpo fue desarrollando este mecanismo para que sea más eficiente para ayudarlos a correr durante más tiempo, nivelando la temperatura rápidamente. En síntesis, el sudor y el consumo de grasas no van directamente de la mano. Por lo tanto debes evitar correr en condiciones extremas de calor sin hidratarte lo suficiente, o ponerte mucha ropa para así sudar más, ya que de hacerlo solo provocarás problemas de salud.

¿Alguna vez escuchaste alguna de estas ideas erróneas?