Historias de vida: Amby Burfoot

Un ex maratonista estadounidense cuyos años competitivos máximos llegaron a finales de la década de 1960 y principios de la de 1970. Freepik

Ambrose Joel Burfoot, más conocido como "Amby", es un ex maratonista estadounidense cuyos años competitivos máximos llegaron a finales de la década de 1960 y principios de la de 1970. Por aquel entonces fue el ganador del Maratón de Boston de 1968, con una marca de 2:22:17. Después de retirarse del deporte competitivo, se convirtió en periodista y autor de libros. Amby fue editor en jefe de la revista Runner's World durante muchos años, y actualmente aún escribe para la revista y se desempeña como su editor general.

Amby nació el 19 de agosto de 1946 y creció en Groton, Connecticut, donde comenzó a correr en Fitch Senior High School. Su entrenador de la escuela secundaria, John J. Kelley, fue el ganador del maratón de Boston de 1957 y dos veces maratonista olímpico de EE.UU. (en los Juegos de 1956 y 1960), y su influencia llevó a Amby a volcarse por el maratón cuando aún era universitario. En su último año en Wesleyan University, donde era compañero de habitación y compañero de equipo de Bill Rodgers, Burfoot ganó el maratón de Boston, aunque una lesión causada por correr una carrera de obstáculos en un torneo universitario le impidió estar completamente preparado para eso.

La influencia de Amby en Rodgers, quien ganó el Maratón de Boston cuatro veces, proporcionó un vínculo en una tradición de Boston de cuatro atletas que comenzó con John A. Kelley y continuó a través de John J. Kelley y Burfoot hasta Rodgers.

Luego de ganar Boston en el mes de abril de 1968, en la misma temporada pero en el mes de diciembre Amby participó del Maratón de Fukuoka en Japón. Ya habiendo dejado atrás su lesión, logró allí su mejor tiempo personal: 2:14: 28.8. Con ese crono estuvo a sólo un segundo del récord del maratón estadounidense en ese momento.

En sus picos de rendimiento el entrenamiento de Amby normalmente incluía semanas de alto kilometraje, acumulando entre 160 y 230 km en los 7 días, aunque en su mayoría eran entrenamientos a un ritmo relativamente lento. Durante aquellos años fue vegetariano, aunque este estilo de vida tenía menos que ver con el entrenamiento y más con lo que él sentía que era cuestión ética.

Actualmente Amby continúa corriendo el Maratón de Boston. De hecho estuvo en la recordada edición 2013, pero fue detenido faltando sólo un kilómetro para llegar a la meta debido al ataque terrorista de ese año. Luego de eso, desde 2014, corrió todas la ediciones que se disputaron, ya que para él es "el maratón más glorioso de todos los tiempos, gracias a la gran gente de Boston".