Puma se suma al carbono con las Deviate Nitro

La fibra de carbono parece haber llegado para quedarse en los calzados de running de competencia, y luego del éxito de las Nike Vaporfly prácticamente todas las marcas especializadas en el segmento fueron lanzando sus competidoras. Ahora llegó el turno de la alemana Puma, cuya apuesta para recuperar el terreno perdido en los últimos años está en su modelo Deviate Nitro que incorpora en su mediasuela a este material, el más diferencial en la actualidad del running.

Se trata de unas zapatillas voladoras, optimizadas para alcanzar altas velocidades en largas distancias (como maratón y media maratón) gracias a una propulsión y reactividad excelentes. Esto se logra a partir de una muy buena sinergia entre la placa de carbono y la espuma Nitro, un compuesto desarrollado por la marca que garantiza la máxima ligereza y reactividad en carrera, junto a una excelente absorción de los impactos en carrera. En resumen, es una espuma creada con nitrógeno a través de un proceso tecnológico innovador para maximizar el retorno energético en cada zancada.

Por la parte de arriba vienen con una capellada hecha con tela sintética muy liviana y de doble mallado, que otorga una buena respirabilidad y sujeción al pie. La lengüeta, como suele ocurrir en los calzados para competir, tiene un corte minimalista que apunta también a aportar en bajar el peso del calzado, llevándolo a 266 gramos para un talle 9.

En resumen, las Puma Deviate Nitro están dirigidas a runners ya experimentados y competitivos, que quieran correr un maratón o una media maratón a ritmos por debajo de los 4:30 minutos el kilómetro. Un calzado que conjuga máxima velocidad junto a una excelente capacidad amortiguadora, propulsión y reactividad.