Qué zapatillas elegir según tus necesidades

La herramienta esencial de cualquier runner. Freepik

El calzado para correr es el bien más preciado para cualquier runner, y no es para menos: es nuestro punto de contacto con la superficie, y sobre ellos trabaja nuestro cuerpo en cada zancada que damos. Es por eso que a la hora de entrenar o competir es muy importante sentirnos cómodos, y para eso debemos elegir la zapatilla indicada según nuestras características. En otros posteos hablamos de las diferencias de los calzados para running según la superficie en donde los utilicemos: montaña, asfalto, tierra, etc. Hoy veamos que pasa con factores como nuestro peso corporal, técnica de carrera, forma del pie, etc. Y en este sentido idealmente para saber saber qué clase de zapatillas de running debes es necesario que te hagas una prueba de pisada. Se trata de un test muy sencillo, que por lo general consiste en caminar y correr algunos pasos sobre unos sensores ubicados en el piso, llamados "foot scan", determinando así si tu pisada es pronadora, supinadora o neutra. Esto te dirá cómo se mueve tu pie durante toda la zancada, desde el momento del aterrizaje hasta el despegue, y en muchas tiendas de venta de calzado para running podrás hacerlo gratuitamente.

Una vez que conozcas las características de tu pisada será mucho más fácil poder elegir tu calzado ideal. No obstante, también serán importantes factores como tu peso y forma del pie, ya que a grandes rasgos existen tres categorías como lo son: "Neutral", "Stability", y "Motion control". Las zapatillas "neutral" son para aquellos que tienen arco alto, y por lo tanto suelen ser flexibles para un tipo de pie muy rígido. Las zapatillas que pertenecen a la categoría "Stability" suelen ser más firmes y son para las personas que tienen un peso elevado o que poseen un arco más bajo. Por eso además estas zapatillas cuentan con un soporte extra en esta zona, de materiales más densos, ubicado en la mediasuela para evitar que tu arco se mantenga bajo. Por otro lado, de una manera muy similar las zapatillas "Motion control" (control del movimiento) suelen estar indicadas para los runners que pronan en exceso y que tienen arco bajo o son pie plano.

Recuerda que si no usas zapatillas adecuadas para correr, estarás más expuesto a sufrir determinadas lesiones propias de la repetición de impactos o de una biomecánica inadecuada. Entre las lesiones más comunes podemos citar a la fascitis plantar, tendinitis aquileana, síndrome de la banda iliotibial y algunas de la espalda baja que también se asocian a lesiones originadas a la hora de correr.

¿Cuánta importancia le das a la elección de tu calzado?