Qué son y cuánto pueden perjudicarte las fasciculaciones

www.freepik.es

Muy posiblemente ya te pasó alguna vez que al correr sentiste pequeños espasmos musculares. Sí, parecen mini calambres, pero en realidad son vibraciones de baja intensidad que no duelen (no deberían doler) y suelen presentarse en los músculos de la pantorrilla y en el pie, y se las conoce como fasciculaciones.

Estas fasciculaciones aparecen porque las neuronas encargadas de enviar la señal a determinadas fibras musculares actúan de manera involuntaria y contraen ese músculo en cuestión. Es simple y no hay nada por qué preocuparse. Los estudios que se han realizado al respecto de estos espasmos han destacado que cuanto más avanzada es nuestra edad, mayor es la incidencia de las fasciculaciones. También demostraron que existe relación directa con ejercicios extenuantes, ya que los de baja intensidad no alteran la frecuencia de ellas, pero sí lo hacen los ejercicios de alta intensidad. Aunque muchas veces se vincula a las fasciculaciones con el consumo de cafeína, no está comprobado que su consumo ni la falta de niveles adecuados de ciertos minerales tengan relación con sus apariciones. De todos modos, a modo de conclusión, las fasciculaciones no deben preocuparte, ya que son contracciones que no te van a sacar de un entrenamiento y menos perjudicarán a tus músculos.

¿Has experimentado estas pequeñas descargas?