Berlín, el maratón récord

La ciudad donde se rompieron los últimos records mundiales. Freepik

El Maratón de Berlín forma parte de los World Marathon Majors junto con los maratones de Tokio, Londres, Boston, Nueva York y Chicago, un circuito que comenzó en 2006 con la idea de promover el deporte y aumentar el interés de los runners. Los corredores que completan el circuito reciben la Six Star Finisher Medal como reconocimiento. Pero el maratón de Berlín es además conocido mundialmente por ser la sede en donde se rompieron los últimos récords mundiales de la distancia reina. De hecho, la actual plusmarca perteneciente al keniata Eliud Kipchoge es de 2:01:39 y se hizo en la versión 2018 de esta misma carrera.

También en el mismo lugar, un año más tarde, el etíope Kenenisa Bekele estuvo a sólo 2 segundos de igualar su crono. Pero claro que no sólo los atletas profesionales llegan a Berlín cada año buscando romper relojes: decenas de miles de corredores participan edición tras edición en este maratón para intentar quebrar su propias marcas personales. Y esto se debe a que en la carrera confluyen una serie de factores, empezando por el recorrido muy llano y rápido, con sus características avenidas largas y anchas para que no se formen atascos de corredores, a nivel del mar, con un clima fresco y con la salida y meta situados en el mismo lugar. Además transcurre por dentro de la ciudad lo que lo convierte también en una gran visita turística. Durante el maratón, los árboles del trazado urbano tapan el sol para que los runners puedan disfrutar de una temperatura perfecta.

Cabe recordar que Berlín es la capital de Alemania y una de las más grandes ciudades europeas. Es una metrópolis llena de historia, ya que fue asolada durante la II Guerra Mundial y posteriormente dividida por un muro durante 28 años, pero que con el paso del tiempo ha podido recuperar el esplendor de una gran ciudad. Los edificios de arquitectura moderna se mezclan con los edificios antiguos, creando un ambiente contemporáneo muy llamativo. Los restos del Muro de Berlín, que un día fue símbolo de algo negativo, actualmente se han convertido en un museo de expresión de libertad al aire libre. En definitiva, Berlín es una ciudad con mucho que ofrecer y donde disfrutar de unas buenas vacaciones deportivas.

¿Conocías su historia?