El maratón de Londres y un circuito muy particular

La carrera con tres puntos de partida y múltiples atractivos turísticos. Freepik

Una de las características que distingue al maratón de Londres es la belleza de sus circuitos. Al recorrerlo, los runners pasan por diversas atracciones turísticas como la Catedral de St. Paul, Trafalgar Square, el Palacio de Buckingham, el London Eye, el Río Támesis, y el mismísimo "Tower Bridge", considerado por muchos el puente más famoso del mundo, el cual se atraviesa cerca de la altura del medio maratón. Otra particularidad de esta carrera es que es la única maratón del planeta que transcurre por dos diferentes hemisferios, ya que el recorrido atraviesa el Meridiano de Greenwich entre Oriente y Occidente.

En este sentido cabe recordar que para poder albergar a un mayor número de maratonistas y evitar aglomeraciones de corredores en los primeros kilómetros, esta carrera tiene como inicio simultáneo tres puntos distintos, conocidos como el comienzo rojo (en el sur de Greenwich Park en Charlton Way), el comienzo verde (en St John’s Park), y el comienzo azul (en Shooter’s Hill Road). Los tres puntos de partida se encuentran a los alrededores de Blackheath a 35 metros sobre el nivel del mar. Los caminos desembocan en la ciudad de Charlton y ahí se interconectan los caminos, así hasta que los participantes alcancen los 10 km donde el camino será por Old Royal Naval College, seguido de Cutty Sark.

El de Londres es uno de los maratones más rápidos del mundo, su trayecto con poca elevación se presta para hacer del terreno un recorrido más rápido, un excelente ingrediente para obtener mejores tiempos y batir récords mundiales, lo cual atrae a grandes maratonistas profesionales. Prueba de ello, de los 8 mejores tiempos mundiales femeninos de todos los tiempos, 4 han sido en la capital inglesa. Entre ellos la atleta británica Paula Radcliffe en el año 2003 batió el récord mundial en Londres con un tiempo de 2:15:25, recién quebrado en el año 2019 en Chicago por Brigid Kosgei (2:14:04). Además, en 2017 la keniata Mary Keitany ganó en Londres con una marca de 2:17:01 siendo su mejor tiempo en maratón y a tan solo 96 segundos de batir el récord de Radcliffe.

¿Conocés el panorama para esta edición del maratón?