Decálogo runner para evitar lesiones

Cómo aprovechar al máximo los beneficios del running sin lastimarte. Freepik

Siempre y cuando lo practiques cumpliendo ciertas normas, el running es uno de los deportes más saludables. Nos permite mejorar nuestra capacidad cardio respiratoria, aumenta nuestra tonicidad muscular, fortalece nuestros huesos, nos ayuda a quitarnos excesos de grasa corporal, mejora la circulación y hasta nuestra concentración, entre otros beneficios. De todos modos, a veces al terminar sentimos dolores corporales que debemos atender para evitar caer en lesiones. Lastimarnos, además de ser algo doloroso, puede entorpecer todo nuestro progreso deportivo, por lo que lo más recomendable es seguir estas pautas para evitar molestias y seguir corriendo.

Toma nota de este decálogo, y ponelo en práctica:

1. Conoce tu cuerpo y escúchalo. Si es necesario detenerte, hazlo.

2. Establece objetivos realistas y a corto y mediano plazo

3. Haz un plan de entrenamientos donde la progresión sea la base

4. Usa el material adecuado. Busca calzado que se adapte a tu tipo de pisada, peso corporal, distancias a correr y terrenos.

5. Escoge bien el terreno por el que vas a correr. Busca priorizar superficies blandas como el césped o la tierra, aunque en estos casos ten cuidado con las irregularidades del suelo.

6. No olvides practicar el entrenamiento cruzado. Otras disciplinas como natación, ciclismo, trabajos de fortalecimiento muscular son claves para tu progreso deportivo y para evitar lesiones.

7. Consulta con profesionales, en todas las áreas: entrenamiento, nutrición, kinesiología, etc.

8. Cuida tu alimentación. Recuerda siempre que somos lo que comemos.

9. Descansa lo suficiente, de lo contrario nunca llegarás a capitalizar lo que entrenaste y además las lesiones serán una amenaza constante.

10. Disfruta al máximo correr, eso sí, siempre minimizando los riesgos.

¿Tienes en cuenta estos aspectos al momento de entrenar?