Dónde conviene llevar el dorsal en las carreras

Las diferentes opciones para evitar molestias durante tu carrera. Freepik

El número de carrera, número de pecho o dorsal, es uno de los objetos más preciados por los corredores al punto que en muchas carreras se emocionan al retirarlo y, después de conseguir sus objetivos, lo guardan como objeto de colección. Sin embargo, tanto runners experimentados como novatos a veces por el nerviosismo previo a la largada ubican el número de papel en lugares que con el paso de los kilómetros comienzan a molestar. Por eso veamos las ventajas y desventajas de cada una de las ubicaciones del número de carrera.

Lo más tradicional en las maratones y carreras de calle es llevarlo a la altura del pecho. Esta es la posición más común y la más indicada por los organizadores, es por eso que muchos lo llaman de “número de pecho”. A la altura de los pectorales, se lo prende con alfileres. Cabe aclarar que el hecho de que sea la posición más común no significa que sea la más cómoda. Dependiendo de la dureza del material, puede generar molestias con el paso de los kilómetros, y el roce puede incomodar más y más. Además, al ser el pecho una de las zonas donde sentimos más calor en carreras con climas calientes, tener ese pedazo de papel pegado al cuerpo no nos va ayudar, podés estar seguro de eso.

Otra ubicación muy usada es a la altura del abdomen. Puede resultar en principio menos molesto que en el pecho, pero con el paso de los kilómetros nuestro abdomen realizará movimientos y el número también estará sujeto a esos vaivenes, por lo que resultará un tanto incómodo sobre el final de tu esfuerzo.

Algo usado en el asfalto, aunque más visto en el mundo del atletismo y del ultra trail es llevarlo en el short. En las pruebas de montaña se utiliza así porque muchos atletas se sacan la camiseta en algunos tramos o en otros más fríos tienen que abrigarse. Además, evita las incomodidades que mencionamos antes cuando se lo ubica en el pecho o en el abdomen. Sin embargo, debés tener en cuenta que el short deberá ser lo suficientemente grande como para que el número tenga espacio allí.

Por último, una de las opciones más cómodas y que viene del mundo del triatlón es en un cinto elástico. Muchas personas utilizan estos accesorios en sus carreras, donde además colocan geles, botellitas de agua, entre otras cosas necesarias para pruebas de larga distancia. Estos cinturones también se están utilizando para prender el número, quedando muchas veces por debajo de la cintura. No genera molestias y se puede ir cambiando de posición según las necesidades.

¿Qué ubicación prefieres para tus carreras?