Historias de vida: Luíz Antonio dos Santos

Luíz Antonio dos Santos Getty

Maratonista olímpico en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, donde ocupó el décimo lugar, y dos veces consecutivas ganador del Maratón de Chicago (1993 y 1994), el brasileño Luíz Antonio dos Santos fue uno de los corredores más destacados de la historia de nuestro continente. Nacido en Volta Redonda, Río de Janeiro, 6 de abril de 1964 llegó además a ser medallista de bronce mundial de Gotemburgo en 1995, recorriendo los 42,195 km en un tiempo de 2:12:49 segundos, tras el español Martín Fiz (oro) y el mexicano Dionicio Cerón (plata).

Ganó en dos ocasiones la maratón de Chicago. Dos Santos se inició en la práctica del atletismo relativamente tarde, después de sus 20 años, mientras trabajaba como operario en la Compañía Siderúrgica Nacional. Sus primeras incursiones fueron en pruebas locales, en ciudades vecinas a Río de Janeiro, pero recién comenzó a entrenar con cierta consistencia a los 24 años bajo la conducción de Henrique Viana. Su historia atlética quedó reflejada en el libro “La maratón del acero”, que en 2019 escribió Anselmo Jose Peres y alcanzó a presentar con el propio Luiz. Y alcanzó notables marcas, así como aquellos triunfos, a pesar de estar afectado por “leucopenia” (baja de glóbulos blancos) y de sufrir varias veces de arritmia cardíaca.

Luiz Antonio se instaló en la élite internacional del maratón a mediados de los años '90, e integró esa ya inolvidable generación de grandes fondistas brasileños que dejaron un sello imbatible. Entre ellos se destacan Ronaldo da Costa (recordman mundial con 2h06m05s en Berlín 1998), el medallista olímpico Vanderlei Cordeiro de Lima (bronce en Atenas 1994) y al sucesor inmediato, Marilson Gomes dos Santos, autor de las marcas sudamericanas en casi todas las pruebas de fondo –pista y ruta desde los 10 mil metros hasta el medio maratón- y dos veces triunfador del maratón de Nueva York.

El debut de Luiz en el maratón se concretó al ganar en 1994 en Blumenau (Santa Catarina) con una marca de 2h12m55s que demostraba sus aptitudes para la distancia. Y meses después conquistó el maratón de Chicago, triunfo que repitió al año siguiente. La temporada del ´95 fue la más exitosa en su campaña sobre los 42.195 metros, ya que incluyó el tercer puesto en Boston, el citado bronce mundialista en Gotemburgo y se cerró con un récord sudamericano de 2h09m30s en Fukuoka.

Se trata de una de las pruebas más tradicionales de Japón y tuvo un vibrante desenlace, con Luiz peleando la punta junto al español Antonio Serrano y el local Masaki Oya en los últimos kilómetros. Entraron en una misma línea para cubrir los 400 metros finales en la pista, pareció que el español se despegaba a falta de 300, pero el nuevo cambio de ritmo del brasileño fue incontenible. Triunfó con una ventaja de 2 segundos sobre Serrano y 3 segundos sobre Oya. Luiz dos Santos logró su mejor registro personal con 2h08m55s en el maratón de Rotterdam 1997, cuando terminó sexto en la prueba ganada por el portugués Domingos Castro (2h07m51s).

Meses más tarde, participó en el Mundial de Atenas, revalidando su jerarquía. Y aunque de allí en adelante sus resultados fueron declinando, tuvo un gran rendimiento en el maratón de Tokio 1999, donde quedó cuarto tras establecer el tope sudamericano de los 25 km con 1h15m06s en su parcial sobre esa distancia. A su retiro de las competencias, tras la temporada 2002, realizó los cursos de entrenador atlético y promovió su propio equipo del que la participación de brasileños y keniatas siempre se lució en las competencias de nuestra región. Su emprendimiento generó un intercambio con corredores africanos de larga distancia, especialmente de Kenia, que se trasladan a Brasil para entrenar y competir en carreras callejeras.

Luíz Antonio dos Santos falleció el pasado 6 de noviembre de 2021 a sus 57 años, a causa de un paro cardíaco en la ciudad de Taubaté, en el interior de São Paulo, mientras regresaba a su casa luego realizar su trabajo como comentarista deportivo en la televisión local.

Sus mejores marcas

• 10 km: 28m45s en Manaus (9-1-94)

• 15 km: 43m54s en Tampa (26-2-94)

• Medio maratón: 1h02m21s en Buenos Aires (4-9-94)

• 25 km: 1h15m06s en Tokio (14-2-99)

• 30 km: 1h31m09s en Tokio (14-2-99)

• Maratón: 2h08m55s en Rotterdam (20-4-97)