Lesiones de los runners: la pubalgia

Cómo prevenir esta lesión tan común entre los deportistas. Freepik

Una de las lesiones más comunes entre los runners es la pubalgia, que suele producirse cuando hay un debilitamiento de los músculos y tendones de la pared abdominal inferior. Es una lesión dolorosa y molesta, que se centra en la región de la pelvis. Se trata de una inflamación en la zona de inserción de la musculatura abdominal en el borde superior del pubis y de la musculatura aductora, que va desde la cara interna del muslo hacia el borde inferior de este mismo hueso. Se caracteriza por presentar un dolor incómodo que aparece especialmente cuando comenzamos a correr, en los primeros minutos del ejercicio, cuando nuestros tejidos no levantaron temperatura. A veces, cuando la lesión no está demasiado avanzada, el dolor desaparece inclusive al entrar en calor.

La pubalgia es una lesión muy común entre los deportistas y se presenta principalmente en los futbolistas, maratonistas, jugadores de rugby y ciclistas. Para prevenir esta lesión, son muy importantes los estiramientos previos y posteriores en cada entrenamiento. También es clave entender la necesidad de proteger la zona fortaleciendo los músculos aductores y abdominales. Además, hay que realizar los estiramientos correspondientes antes y después de entrenar.

A la hora de hablar de las posibles causas de la pubalgia hay que listar el sobrepeso, los entrenamientos bruscos y demasiado exigentes en principiantes, el sobreentrenamiento, la sobrecarga muscular, demasiada carga en los entrenamientos y poca preparación de gimnasio, la mala realización del calentamiento y estiramiento deportivo, e inclusive el uso de calzado inadecuado. Esta lesión suele comenzar con un leve dolor en la región inferior del abdomen que con el tiempo va en aumento. Los síntomas más comunes son, dolor en la parte baja del abdomen, dolor en la ingle, en los hombres dolor en los testículos, dolor exacerbado en el abdomen al toser o estornudar, dolor al hacer estiramientos de músculos aductores.

Por lo tanto, para prevenir esta lesión recuerda fortalecer regularmente los aductores y abdominales. Ten siempre presente que los runners no solo necesitamos entrenar nuestras piernas, y que los trabajos de fortalecimiento de la zona media, también llamada "core" son fundamentales para rendir más en el deporte y para evitar lastimarnos. Además, hay que realizar los estiramientos correspondientes después de entrenar, y entrar en calor antes de comenzar con la actividad.

¿Has experimentado este tipo de lesión?