Dos ejercicios con fitball para fortalecer abdominales

Incluye esta rutina y en cuestión de pocas semanas notarás los resultados de una forma sensible. Freepik

Todos en mayor o menor medida quieren tener abdominales tonificados, y esto no es sólo una cuestión estética. En cualquier deporte que practiques necesitas fortalecer el abdomen, y el running no escapa a esta lógica. Estos grupos musculares entre otras cosas cumplen un rol fundamental a la hora de mantenernos erguidos y con una buena postura al correr, lo que nos permite utilizar mejor nuestra energía y con ello cansarnos menos, rendir más y evitar lesiones. Por todo esto, ejercitar la zona central del cuerpo, también llamada "core" debería ser una de las actividades primordiales de todo runner, tanto de principiantes como de avanzados. Y allí radica la importancia de llevar a cabo de forma regular, mínimamente 2 a 3 veces a la semana, una rutina que te permita ejercitar abdominales, espalda, cadera y pecho, con la que podrás como runner.

A la hora de ir a la práctica hay muchos ejercicios para fortalecer tu core, y hoy veremos dos casos puntuales. Para hacerlos necesitas una pelota de esferodinamia, también llamada fitball o pelota suiza. Para el primero de los ejercicios siéntate sobre la pelota con los pies apoyados en el suelo y alineados con los hombros y la espalda recta. Desliza el cuerpo hacia atrás, hasta que la bola descanse en la parte media de la espalda. Coloca tus manos detrás de la cabeza y mantén las rodillas dobladas en un ángulo de 90 grados. Levanta el pecho hasta que la parte media de tu espalda se despegue de la bola. Mantén esa posición durante unos segundos y vuelve a la inicial, lentamente. Repite hasta completar entre 15 a 20 repeticiones.

El segundo ejercicio de la propuesta es la plancha elevada. Comienza apoyando los antebrazos sobre la pelota, con los dedos de los pies en el suelo y mantén la espalda recta. Con las piernas rectas, levanta el pie izquierdo a unos cuantos centímetros del piso y mantén esta posición durante 6 segundos. Luego baja la pierna y repite del otro lado. Haz de 8 a 10 repeticiones por pierna.

La idea es que logres hacer 3 series de cada uno de los ejercicios con 30 segundos de descanso entre ellos. Incluye esta rutina en días intercalados, por ejemplo lunes, miércoles y viernes, y en cuestión de pocas semanas notarás los resultados de una forma sensible.

¿Sueles hacer ejercicios con fitball?