Los pros y las contras de los suplementos de proteínas

freepik.es

Los suplementos proteicos se popularizaron dentro del mundo del deporte debido a su eficacia y fama de lograr fortalecer nuestros músculos y ayudar a recuperarnos mejor luego de entrenamientos exigentes o carreras. Con todas estas tendencias hacia una vida activa, es lógico que hayan acrecentado desmesuradamente su popularidad. Y ante todo esto, es oportuno remarcar que tan realmente beneficiosos son para nuestro cuerpo y los perjuicios que podríamos experimentar ingiriendo este tipo de productos suplementarios.

En primer lugar hay que tener en cuenta que puede haber otras razones para tomar un suplemento de proteína que no sean por una cuestión solamente de estética física. Podría haber otros motivos como una deficiencia y el médico directamente lo recetó. Sin embargo, en la mayoría de los casos los suplementos de proteínas son consumidos para poder agilizar el proceso de desarrollar músculo. Incluso pueden ser sustitutivos para comidas o cenas y así consumir menos calorías.

Por otro lado, como cualquier tipo de alimento, su uso indiscriminado puede tener consecuencias para la salud. Estos problemas pueden surgir son variados, desde un desbalance nutricional ya que estamos prescindiendo de otros nutrientes que aunque son más calóricos son necesarios para nuestro organismo y su buen funcionamiento, hasta alteraciones en el funcionamiento del hígado. Efectos secundarios comunes también son flatulencias involuntarias las primeras semanas, un surgimiento de acné en distintas partes del cuerpo, o problemas digestivos.

Por lo tanto, si estás considerando añadir este tipo de productos dentro de tu dieta, ten presente todos estos puntos y guíate por un profesional. Puedes acudir a diferentes expertos, ya sea un médico especializado en deporte o nutricionista que sepa de la materia y así ahorrarte tener algún problema en el futuro.

¿Has ingerido alguna vez este tipo de suplementos?