Derek Carr deja derrota de Saints por lesión

El mariscal de campo fue maltratado en el último cuarto y ya no volvió de los vestidores


NEW ORLEANS -- El mariscal de campo de los New Orleans Saints, Derek Carr, se fue al vestuario en el último cuarto de la derrota de los Saints por 33-28 ante los Detroit Lions el domingo y no regresó.

Los Saints consideraron dudoso que regresara debido al protocolo de conmoción cerebral, así como a lesiones en el hombro y la espalda y Jameis Winston terminó el juego a los mandos de New Orleans.

Derek Carr recibió un fuerte golpe que los árbitros señalaron como sanción por rudeza innecesaria. Permaneció en el suelo con sus compañeros de equipo a su alrededor mientras el personal médico lo atendía. Aunque inicialmente se detuvo un carrito, Carr caminó hasta la banca por sus propios medios y se dirigió a la tienda médica.

Finalmente salió de la tienda médica y caminó hacia el vestuario. Inicialmente fue reemplazado como mariscal de campo por Taysom Hill antes de que Winston entrara en la siguiente jugada y finalmente terminara una serie que resultó en un touchdown.

Fue la tercera vez esta temporada que Carr abandonó un partido lesionado. Se lesionó el hombro en la Semana 3 contra los Green Bay Packers y abandonó el juego para hacerse radiografías en un hospital local, y también se fue en la Semana 10 contra los Minnesota Vikings debido al protocolo de conmoción cerebral y una lesión en el hombro.