No preocupa a Philip Rivers jugar el último año de su contrato

Philip Rivers se dijo "en paz" por el lugar donde se encuentra en términos de su relación con la franquicia. AP Photo

COSTA MESA -- Cuando se le preguntó acerca de su status contractual de cara al año final de su acuerdo, el quarterback de Los Angeles Chargers, Philip Rivers, dijo a reporteros que está cómodo jugando esta campaña si sus representantes y el equipo no pueden llegar a un acuerdo para una extensión en el presente receso de temporada.

"Estaría bien con eso, y lo retomaría de nuevo en la primavera, si es que sucede así", dijo Rivers a reporteros el lunes. "Realmente no tengo una meta, ni proyecto que suceda de cierto modo. Estoy muy en paz con dónde me encuentro ahora. Estoy bajo contrato para esta temporada y emocionado por este equipo y sus oportunidades".

El gerente general de los Chargers, Tom Telesco, no reveló si el equipo y los representantes de Rivers habían tenido discusiones sobre una extensión, pero el pasador veterano no irá a ninguna parte.

"Es ciertamente algo de lo que vamos a hablar", dijo Telesco luego del draft. "No hay duda".

Pese a que cumplirá 38 años de edad en diciembre, Rivers sigue jugando a un nivel alto. Finalizó la campaña regular del 2018 ranqueado quinto en la NFL en índice de pasador (105.5), empatado en sexto en touchdowns por pase (32), octavo en yardas por pase (4,308) y noveno en porcentaje de pases completos (68.3), ganándose su octavo boleto al Pro Bowl.

Rivers reiteró que le gustaría jugar algunos años más, y dijo que desea ser parte del equipo cuando los Chargers inauguren su estadio nuevo en Inglewood, en el 2020. Rivers firmó una extensión por cuatro temporadas y 83.5 millones de dólares antes de la campaña del 2015 que incluye una cláusula de no canje.

Ben Roethlisberger, quien fue parte de la misma clase de draft del 2004 que Rivers, recientemente acordó una extensión contractual por dos años y 68 millones de dólares con los Pittsburgh Steelers que incluyó 37.5 millones de dólares en dinero garantizado. Ese contrato podría ser empleado como punto de partida en las negociaciones entre Rivers y los Chargers.

Los Chargers también sumaron profundidad sólida detrás de Rivers, firmando a Tyrod Taylor a un acuerdo por dos temporadas y 11 millones de dólares en la agencia libre, y reclutando al novato Easton Stick para competir con Cardale Jones por el tercer puesto en la plantilla.