Gurú de las Diagonales: Las vertientes de la novela de Antonio Brown

Opiniones o comentarios: Vía Twitter/Instagram/Facebook @SebastianMCESPN Por favor lee este aviso legal antes de enviar tu comentario.

MIAMI -- Mi padre siempre me ha dicho que la intuición es algo muy fuerte, a lo cual debería prestarle atención.

No siempre las cosas son lineales, ni todo es lo que aparenta ser. A veces la confianza en tu voz interior es más fuerte que la razón.

Llegué a Oakland pensando que los Raiders tendrían problemas ante una defensiva de Denver, que a mi criterio tiene el talento para estar entre las mejores de la liga.

Acto seguido llego al "Hoyo Negro", que sería sede del último Monday Night Football en su rica historia. Pésimo campo de juego, pero no deja de tener un aura especial.

Uno de los primeros en salir a hacer los movimientos precompetitivos fue el mariscal Derek Carr. No les miento, nunca lo vi tan serio en mi vida; no hubo pestañeo alguno, y quizás eso se vio exacerbado por el delineador de ojos que suele utilizar.

Él no quiso hablar, pero a medida que fueron saliendo algunos de sus compañeros al campo de juego, tuve la oportunidad de conversar con algunos de los protagonistas.

¿El tema principal de conversación?

El estado de ánimo, post telenovela de Antonio Brown.

Las sensaciones con las que me quedé, fueron dos. Algunos jugadores sentían genuina decepción, porque le creyeron a Brown cuando emitió una disculpa que pareció sincera, y muchos sintieron que les mintieron cuando terminó forzando su salida a New England.

Otros jugadores sentían rabia, porque Brown estaba acaparando toda la atención, cuando casi ni siquiera había llegado a formar parte del equipo.

Una vocecita adentro mío me decía que este equipo lucía inspirado, casi que motivado para probarle al mundo que no necesitaban a Brown para ser un equipo exitoso.

Pero luego llegó la razón, que me decía que estaba demasiado grande para creer en señales del más allá, y que debía ser firme en mis convicciones.

Tal como expresé en la previa en NFL Esta Noche, creía que los Raiders serían un equipo mejorado con respecto al año pasado, aunque su calendario es muy bravo, y eso podría jugarles en contra. De hecho, lo sigo creyendo.

Pero nunca pensé que vería un dominio semejante como el que presencié de primera mano en Oakland el lunes.

El plan de juego de los Raiders, sin Brown, no iba a cambiar mucho, porque tal como me dijo Gruden, "no habían creado muchas jugadas para él, porque no estuvo con el equipo. Más bién, era mi válvula de seguridad".

El resultado fue que veríamos una dósis más pesada del novato corredor Josh Jacobs. Sólo una otra vez Gruden escogió un corredor en la primera ronda de un draft, y fue Cadillac Williams cuando estaba con Tampa Bay; ese año Williams recibió 310 toques de ovoide.

Pero en el fútbol americano, a veces las cosas son tan simples, como quién lo desea más.

Y ese equipo claramente fueron los Raiders el lunes.

La línea ofensiva todavía no está en integridad de condiciones, debido a suspensiones y lesiones, pero ese quinteto fue la gran figura de la noche. Dominaron a uno de los mejores dúos de cazamariscales de la NFL en Von Miller y Bradley Chubb, que ni siquiera se acercaron al mismo código de área de Derek Carr.

Los Raiders jugaron inspirados, y empujaron a los Broncos.

Al terminar al partido, me acordé de mi papá, y cómo debí hacerle caso, y dejarme llevar por la intuición.

Ningún jugador de Oakland admitió después del partido que la salida de Brown los motivó, pero en mis ojos fue evidente, y ahora simplemente es cuestión de si pueden mantener esa energía por el resto de la temporada.

Aparentemente, Brown le terminó haciendo bien a los Raiders de manera indirecta.

Aunque mejor aún creo que le va a hacer a los Patriots.

Entiendo que Brown ha sido un dolor de cabeza, e incluso llegaba constantemente tarde a reuniones tanto en Pittsburgh como en Oakland. Esos hechos fueron encubiertos porque Brown producía como uno de los mejores receptores abiertos de la NFL (para mí el mejor hace rato es DeAndre Hopkins, tal como he expresado en este espacio en reiteradas ocasiones).

New England ya sabe lo que es lidiar con receptores problemáticos (léase Randy Moss y Josh Gordon), y el cliché es que Bill Belichick todo lo puede.

Aunque genuinamente creo que los Patriots son uno de los pocos lugares donde Brown podría no causar problemas extra emparrillado.

Específicamente porque considero que por primera vez en su carrera, Brown se dará cuenta que los Patriots no lo necesitan para ganar.

Estoy expectante de ver qué sucederá si no recibe muchos objetivos, pero imagino que el receptor está consciente de que no le quedan muchas balas en la recámara.

Si no funciona en New England, no sé dónde funcionaría.

Lo que no se puede dudar, es que los Patriots son más candidatos que nunca. Brady y Moss fueron una combinación letal que terminaron en una temporada regular invicta.

Brady y Brown serán otra combinación letal, y si uno mira el calendario inicial de los Patriots, no se sorprendan si no pierden hasta noviembre.

Brown ahora está siendo acusado de abuso sexual. No juzgo al receptor abierto por su larga historia de irresponsabilidades, ni a la víctima por algunas inconsistencias en su historia. Simplemente espero que concluya el proceso para dar una opinión. Lo que sí se es que Belichick ya está cansado de responder preguntas de Brown y no de su próximo rival. Y esto recién comienza...

Esta semana los dejo con UNA RECEPCIÓN que me hizo acordar a la de David Tyree, precisamente ante New England, cortesía de Will Fuller.

Igualmente, mi momento favorito de la semana, fue ESTE PANQUEQUE DE QUENTON NELSON. Hay que recordar que Melvin Ingram tiene familia...

* Los equipos locales están en segundo término

POWER 6

Como siempre digo, nunca es bueno jugar todos los partidos. En otras palabras, hay algunos que es mejor dejar pasar. Por eso, decidí añadir esta sección para dar a conocer mis seis equipos favoritos con línea de apuesta. Son bienvenidas las opiniones, ya que la idea es sumar un atributo que sea beneficioso para los lectores. El orden de los equipos no es casual y los pronósticos no afectan a las estadísticas totales.

1-DALLAS COWBOYS

2-PITTSBURGH STEELERS

3-HOUSTON TEXANS

4-BALTIMORE RAVENS

5-KANSAS CITY CHIEFS

6-PHILADELPHIA EAGLES

SUICIDE POOL 'DESAFÍO ELIMINADOR'

Somos muchos los que estamos en este tipo de competencia. En este caso no importa la línea de apuesta. Simplemente no repetir ningún equipo a lo largo de cada semana. Por supuesto que estos pronósticos tampoco afectarán a las estadísticas totales. Entre paréntesis, los equipos elegidos hasta ahora.

1-BALTIMORE RAVENS

FIJA CON LÍNEA DE APUESTA

A pedido de muchos, agregamos la fija con línea a partir de la semana 11 del 2013.

1-PHILADELPHIA EAGLES

TEASER 3

Siempre he dicho que no soy fanático de los teasers, ya que vienen de la palabra tentar y son los llamados "sucker bets". Pero, a pedido de varios de los lectores, sumamos esta sección. Aquí, al tratarse de tres equipos, la línea se modifica por 6 puntos, pero debes acertar los tres para cobrar. A continuación, nombro los tres equipos, con las líneas alteradas entre paréntesis.

1-NEW ORLEANS SAINTS (+9 y medio)

2-NEW YORK JETS (+8 y medio)

3-NEW YORK GIANTS (+8 y medio)

OVER/UNDER

A pedido de varios de los lectores, incluimos un partido de altas y de bajas para cada semana.

1-ALTAS DE COWBOYS-GIANTS (44 y medio)

2-BAJAS DE TITANS-COLTS (44 y medio)

NCAA

1-OKLAHOMA SOONERS (-16 y medio)

2-DUKE BLUE DEVILS (-4 y medio)

Estadísticas totales (Con+Sin+Teaser+Altas y Bajas+NCAA): 0-0

Con Línea de Apuesta: 10-6

Sin Línea de Apuesta: 11-5

Sorpresa de la Semana (sin línea): 1-0

Fija de la Semana (sin línea): 0-1

Fija de la Semana (con línea): 0-1

Power 6 (con línea): 2-4

Teaser 3: 0-1

Altas y Bajas: 0-2

NCAA: 0-0

Suicide Pool (sin línea): 1-0 (KC)