SoFi Stadium presenta avances del 85 por ciento

En solo seis meses, Taylor Swift está programada para subir al escenario dentro de un estadio que actualmente es sólo una construcción de cemento polvosa llena de trabajadores que se mueven alrededor de un óvalo negro de 120 yardas de largo y 45 pies de altura situado en el centro.

Unas semanas después de ese concierto el 25 de julio, Los Angeles Rams y Los Angeles Chargers jugarán sus primeros partidos de pretemporada en un estadio que actualmente sólo tiene una docena de filas de los 70,000 asientos instalados y casi ningún lugar para estacionarse a su alrededor.

Los líderes de los 3,500 trabajadores que construyen el SoFi Stadium al sur del centro de Los Angeles dicen que todo está conforme al tiempo programado para el inmueble a pesar de su aspecto polvoriento. Los constructores dicen que el estadio está 85 por ciento completo, pero los detalles finales ocuparán gran parte del tiempo restante de los trabajadores antes de finales de julio.

"Los acabados de todo el edificio, esa es la última pieza", declaró el director de la oficina de operaciones de los Rams, Kevin Demoff. "Todas las cosas estructurales están en su lugar y creo que todos aquí se sienten seguros del tiempo y cómo se unirá. No ha habido ninguna señal para nosotros que haya habido alguna demora".

El enorme óvalo negro en el centro del SoFi Stadium es el tablero de video Oculus, que se elevará al techo traslúcido cuando esté completo. La estructura de 2.2 millones de libras de peso tiene el sistema de reproducción LED más grande jamás diseñado.

Ese enorme dispositivo es la pieza central de tecnología de un estadio que exhibirá fútbol americano en Los Angeles, una ciudad que pasó 21 años sin un equipo de la NFL antes que los Rams volvieran en el 2016 y los Chargers los siguieran en el 2017.

El propietario de los Rams, Stan Kroenke, está financiando de manera privada toda la construcción, pero el precio se ha disparado a lo largo de los años desde que ganó el derecho de mudarse de St. Louis en gran medida con la promesa de esta construcción. El costo total del proyecto actualmente está estimado en 5,000 millones de dólares, convirtiéndose fácilmente en el estadio más caro en la historia de la NFL.

Programado originalmente para inaugurarse en el 2019, el SoFi Stadium todavía no está concluido, pero todos los involucrados tienen confianza en que superarán el último el último plazo.

"Estoy seguro que cuando llegue Taylor Swift, tendremos martillos y desarmadores, y colgaremos cosas", dijo Demoff con una sonrisa. "Todos con los que hemos hablado sobre finalizar edificios han dicho que hasta 10 minutos antes que las puertas se abran para el primer evento, estás luchando por colgar fotografías y arreglar todo, y creo que será así para este edificio, también. Pero estamos emocionados sobre la etapa en que se encuentra y hacia dónde se dirige".

Swift está programada para inaugurar el estadio con el primer concierto de su nueva gira. Partidos de fútbol americano la seguirán en agosto, junto con varios conciertos adicionales que se extenderán hasta el otoño.

Los Rams y Chargers usarán los conciertos de final de verano en el SoFi Stadium y sus propios juegos de pretemporada para realizar cualquier ajuste antes que inicie la temporada regular. Kenny Chesney, Motley Crue y Def Leppard están entre los primeros actos programados en las semanas posteriores a las presentaciones de Swift.

Y ese es solo el principio. El estadio recibirá el Super Bowl en febrero del 2022 y el Juego por el Campeonato del College Football Playoff en enero del 2023, seguido por eventos en los Juegos Olímpicos del 2028. Un tazón colegial debutará en diciembre de este año, colocado en algún punto entre al menos 19 partidos de la NFL, con uno casi cada fin de semana entre el Día del Trabajo y enero.

El desarrollo del Hollywood Park de 298 acres alrededor del estadio tomará más tiempo para completarse, aunque ya está en marcha la construcción en el edificio de 450,000 pies cuadrados que albergará a la NFL Media en el 2021.

También se está construyendo el techo traslúcido del estadio, con cerca del 40 por ciento de los paneles ya colocados.

Si bien el trabajo inconcluso es evidente, los constructores del estadio están emocionados por lo lejos que han llegado.

"Estamos progresando enormemente en el sitio", indicó Jason Gannon, director del proyecto de construcción del estadio. "Seguimos en tiempo para entregarlo este verano".