Los Titans recuperan a su estrella Derrick Henry para enfrentar a los Bengals

Con Henry en el campo, Titans promedió 28.3 puntos por partido, sin él 19.3. Vuelve una pieza clave para el plan de Vrabel

Los Tennessee Titans anunciaron este viernes que su corredor estelar Derrick Henry sí jugará este sábado ante los Cincinnati Bengals en el duelo de la ronda divisional de la Conferencia Americana de la NFL (AFC).

Henry se fracturó el quinto metatarsiano del pie derecho en el juego de la semana ocho ante los Indianapolis Colts.

El pasado cinco de enero Tennessee colocaron al jugador de 28 años en la lista de elementos de reserva y esta semana lo integraron a la práctica regular del equipo.

"Estoy feliz de estar de vuelta y agradecido por todos los que me ayudaron a regresar y contribuir durante los playoffs. Estoy feliz de volver a jugar", dijo en conferencia de prensa el portador del jersey número 22.

Esos ocho partidos le bastaron para acercarse a las 1.000 yardas ganadas por tierra, sumó 937 para colocarse como el noveno mejor de la liga, consiguió 10 anotaciones y acumuló 154 yardas en recepciones, para un total de 1.091 yardas.

Su influencia en la ofensiva del equipo del entrenador Mike Vrabel muestra que mientras Derrick estuvo en el campo, los Titans tuvieron un promedio de 28,3 puntos anotados por juego; después de su lesión el promedio bajó a 19,3.

Al final de la temporada, Tennessee, a pesar de ser sembrados uno en la Conferencia Americana, terminaron como la ofensiva decimoquinta de la NFL entre 32 equipos.

Ante su ausencia el ataque terrestre de los Titans recayó en D'Onta Foreman, de 25 años, quien sumó 566 yardas y tres anotaciones.

Henry habló ante los medios de cómo vivió su convalecencia y de cuánto extrañó ayudar a sus compañeros a ganar el campeonato del sur de la AFC.

"Definitivamente aprecias mucho más este juego cuando no estás en él, porque estás lejos de los compañeros y de la camaradería del trabajo de cada día y de los juegos de cada domingo. Definitivamente me perdí eso, pero ya estoy de vuelta", compartió.

En 2020 el corredor recibió el nombramiento de Jugador Ofensivo del año luego en una temporada en la que acumuló 2.027 yardas que lo convirtieron en el octavo en la historia de la NFL en superar la marca de las 2.000 yardas en una campaña.