Bartomeu desmiente que Griezmann esté fichado por el Barça

play
Griezmann pide paciencia para anunciar su destino (0:14)

El delantero francés mantiene el misterio sobre su futuro sin aclarar su posible fichaje por el Barça. Los otros clubes interesados en sus servicios son el PSG y el Manchester United. (0:14)

BARCELONA -- El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, ha vuelto a negar que exista un acuerdo con Antoine Griezmann, el mismo día en que el Paris Saint Germain ha puesto en el mercado a Neymar.

"Lo hemos dicho siempre, no hemos hablado con él, no hay nada, veremos cómo evoluciona el mercado estos días y semanas", aseguró el presidente azulgrana en unas declaraciones a 'RAC1'.

“Estamos haciendo una gestión lenta y segura, tenemos todo junio, julio y agosto, estamos hablando y haciendo la estrategia, también mirando al Barça B, este año algunos jugadores tienen posibilidades de subir. Habrá salidas y algunas entradas”, agregó Bartomeu.

El mensaje de la directiva del Barça es inamovible, pero la percepción es que el camino está hecho y que a partir del 1 de julio, cuando la cláusula del francés se rebaje de 200 millones de euros a 120 millones, es cuando se puede activar todo, pese a que el consejero delegado del Atlético de Madrid, Gil Marín, haya anunciado que desde el pasado marzo sabe que Griezmann jugará en el Barcelona.

El Barça tiene frentes abiertos y lo prioritario para cuadrar sus cuentas es concretar traspasos antes de que se cierre el ejercicio contable (30 de junio).

Pero en las últimas horas, una noticia de ‘L'Equipe’ que asegura que el PSG está dispuesto a traspasar a Neymar siempre que llegue "una oferta XXL" ha vuelto a activar la posibilidad de que el brasileño pudiera recalar en el conjunto azulgrana.

Su amistad con el núcleo duro del vestuario (Messi y Luis Suárez) es el principal argumento a favor; en contra, su polémica marcha (previo pago de la cláusula de rescisión) y el litigio judicial que mantiene con el club.

En todo caso, el rotativo francés señala que Neymar se ha devaluado de los 213 millones en los que estaba por el observatorio CIES del fútbol a un valor actual que se sitúa entre 120 y 150 millones de euros.

Otro elemento en juego es que el representante Pini Zahavi, muy cercano a la familia Neymar y que negoció la marcha del jugador al PSG, ya está preparando el terreno. Real Madrid, Barcelona y Manchester United son los principales candidatos.