Las mascarillas que salvaron a un luchador mexicano en la pandemia del coronavirus

El Hijo del Soberano y su familia modificaron el negocio de las máscaras por el de los cubrebocas Cortesía: El Hijo del Soberano

La máscara de Blue Demon y el Santo, por mencionar algunos, se utilizaron en la lucha contra las mujeres vampiro, momias, zombies y villanos de todo tipo, ahora se suman a la pelea contra el coronavirus, en forma de cubrebocas (mascarillas), y gracias a “El Hijo el Soberano”, uno de los luchadores del pancracio, que se quedó sin trabajo por la contingencia sanitaria del Covid 19 y encontró una oportunidad en medio de la crisis.

“La semana pasada nos la pasamos muy difícil, no había ventas para nada, y que mi esposa me dice: ‘¿por qué no hacemos cubrebocas?’. Entonces hicimos unos, pero usando el material que teníamos para los trajes. Usamos las licras y las telas que se usan en las hechuras de trajes de lucha libre, llevan la costura doble, el refuerzo de la tela. Es igual una máscara de lucha libre, así los estamos fabricando”, dijo el Hijo del Soberano, a ESPN, al mismo tiempo que en el fondo se escucha el sonido de las máquinas de coser, que no dejan de trabajar pese a la contingencia.

El coronavirus frenó a la lucha libre, pero no el desfile de los personajes que pelean sobre el ring. La máscara de Blue Demon y El Santo pasó de hacer un artículo para resguardar la identidad de su portador a convertirse en la barrera que evita que el Covid 19 se continúe propagando, al menos en México.

“Soy tío de Soberano Junior, soy de la dinastía de los Soberanos. Me dedico a hacer trajes de luchadores, mando a Costa Rica, Estados Unidos, CDMX, muchos de los luchadores que están en la Arena México son mis clientes. Entonces, se acabaron los eventos masivos, la lucha libre, por ende se acaba la costura, en cuestión de trajes de lucha libre. Yo nada más vivo de esto, de trajes de lucha y de luchar”, asegura el luchador que vive en Torreón, Coahuila.

La idea que nació hace algunos días se ha empezado a replicar en los talleres de otros mascareros, pero aún así El Hijo del Soberano continúa recibiendo pedidos de toda la República Mexicana, cada cubrebocas vale 150 pesos, no sabe si será posible enviarlos a Estados Unidos.

“Hemos tenido bastante éxito, en Coahuila, la gente nos los está pidiendo mucho. Ya me pidieron en México, en Puebla, en Veracruz, Monterrey, a Culiacán. Se están vendiendo y estamos hablando que en México y Monterrey hay gente que se dedica a hacer máscaras de lucha libre. No sé si los hacen ellos también, pero a nosotros nos están llamando”, contó.

El Santo, Blue Demon, entre otros personajes, se suman a la lucha contra el coronavirus, en forma de cubrebocas, todo para frenar el avance del Covid 19.