Mil Máscaras y 78 velitas para una leyenda

San Luis Potosí fue la tierra que vio nacer hace 78 años a quien hoy en día es considerado como “La leyenda viviente” del pancracio mexicano, un luchador del bando técnico, de peso completo,1.80 de estatura, un físico envidiable y con un carisma sin igual. Mil Máscaras ha llevado su legado al rededor del mundo desde México hasta países como Alemania, Japón, Francia, Italia, India, Nigeria, Kenia, Zimbabue, Estados Unidos y varios más son los que integran su lista, la cual ha crecido en sus diversas giras.

El personaje de Mil Máscaras es una creación de Valente Pérez, pero en la lucha libre hay un dicho popular, “La máscara no hace al luchador, el luchador hace a la máscara” y “Mr. Personalidad”, como se le conoce en el mundo luchistico, ha hecho valer ese popular proverbio con una evolución notable.

La Arena Coliseo de Guadalajara, fue el recinto en donde hizo su debut este gladiador, en Julio del año de 1964, sus maestros fueron José Hérmes y El Diablo Velasco, ahora con más de 50 años de carrera luchistico él dice que la clave de su éxito es trabajar el doble que los demás.

Multicampeón nacional e internacional, posee en sus vitrinas máscaras y cabelleras de luchas de apuestas donde siempre salió avante, las más importantes, la cabellera de Alfonso Dantés y la máscara de El Halcón.

Los diseños de sus equipos son espectaculares, no hay uno que defraude a la vista, y la historia de su máscara es conocida, pero si alguien no la ha escuchado hoy sabrá que no son grecas y dibujos sin sentido, el diseño clásico u original tiene cinco franjas en la parte superior, las cuales representa los cinco continentes en los que en el inicio de la carrera del potosino aspiraba a luchar, el antifaz tiene una forma de murciélago, el significado que se le otorga es el ascenso de su carrera y que volaría por todo el mundo, la M en la frente de color rojo y por último, en los costados corazones, haciendo alusión al amor hacia la profesión.

La historia de Mil Máscaras no se resume a los encordados, también formó parte de la época del cine de luchadores, en total fueron 17 las películas en las que el gladiador potosino apareció, en algunas en donde fue la estrella principal y otras compartiendo la pantalla con otras leyendas como el Santo o Blue Demon. Destacan “Mil Máscaras”, “El Santo vs las momias de Guanajuato”, “Mil Máscaras y Los Canallas”, “Los Campeones justicieros” y “Leyendas macabras de la colonia”, entre otras.

Actualmente sigue en activo, aunque con menos frecuencia, dedicado a dar conferencias de distintos temas, de los cuales el propio Mil Máscaras presume saber por completo, en especial de la historia de México y América.

Un solo hombre, pero Mil Máscaras, muchos diseños que no vieron la luz y otros que se han vuelto icónicos, solo queda felicitar por un año más de vida a quien se supo ganar el cariño de la afición arriba de un cuadrilátero, evolucionando luchisticamente, de ser un novato a tener un porte elegante, la historia se contará y el hombre de los mil rostros será uno de los principales, larga vida y feliz cumpleaños al único Mil Máscaras.

-Con información de Diego Beltrán